Saltar al contenido

Biografía de Florence Nightingale

La británica Florence Nightingale (1820-1910) cambió para siempre el destino de la enfermería moderna. Su empeño en querer mejorar la distribución sanitaria de los hospitales, para evitar muertes por infecciones o complicaciones, hizo posible que un centenar de vidas fueron salvadas durante el siglo XIX en el Reino Unido y otras partes del mundo. La biografía de Florence Nightingale, una mujer de inteligencia y don humanitario innegable, es de lectura obligatoria. ¿Nos acompañas a leerla?

Biografía de Florence Nightingale resumen

Hacia el camino de la independencia

Florence Nightingale nació en la ciudad de Florencia, Italia, el 12 de mayo de 1820. A pesar de haber nacido en suelo italiano, Nightingale fue una típica británica de padres de clase social alta que vivió rodeada de lujos y comodidades. Sin embargo, ésta nunca se sintió atraída por el estilo de vida ostentoso y extravagante de sus padres; Nightingale no huía de sus beneficios económicos, pero no deseaba depender de éstos por el resto de su vida.

Dada su temprana búsqueda de independencia, y mientras sus padres se encontraban en su casa descansando, Florence Nightingale salía por las noches a visitar las casas de personas pobres para ayudarlos con sus dolencias o malestares. En este tiempo, Florence le hizo saber a sus padres su deseo de convertirse en enfermera, el cual había llegado a ella gracias un «llamado divino» de Dios.

Para el año 1844 el Reino Unido —y gran parte del mundo— miraba con recelo la independencia femenina. Sin embargo, Nightingale no dejó que esto se antepusiera a sus deseos. De este modo, y tras luchar arduamente con su familia, la inglesa ingresó al Instituto San Vicente de Paúl en Egipto, donde recibió sus primeros estudios de enfermería, para después asistir al Instituto para Diaconisas Protestantes de Kaiserswerth en Alemania, donde amplió aún más sus conocimientos.

Un breve paso por las matemáticas

Antes de iniciar su carrera como enfermera, los padres de Florence Nightingale trataron de instruirla en el campo de las matemáticas para ver si lograba desistir de sus ideales independientes. Sin embargo, lo que no se esperaban los padres de Florence era que ésta absorbería como una esponja sus lecciones matemáticas y empezaría a aplicar muchas de las cosas aprendidas en sus estudios entorno a la salud.

De este modo, durante un tiempo, y antes de embarcarse en su primer viaje a Egipto, Florence Nightingale dio clases de matemáticas a domicilio. La mayoría de sus alumnos eran amigos de su familia. Con dichas tutorías la británica logró reunir dinero de manera independiente, el cual le vendría de maravilla durante sus viajes por el mundo.

La enfermería: la gran pasión de Florence Nightingale

En su tiempo fuera del Reino Unido, Florence Nightingale pudo darse cuenta del deplorable sistema sanitario que vivía la enfermería del siglo XIX. En sus viajes por Egipto, Alemania, Francia e Italia, Nightingale tomó notas, que posteriormente serían llevadas al libro Notas sobre hospitales, sobre cómo la pésima organización de las enfermeras en los hospitales aumentaba el número de fallecidos.

Mientras se encontraba trabajando como administradora de un sanatorio en la ciudad de Londres, inició la Guerra de Crimea, entre Rusia y las fuerzas franco-británicas, otomanas y cerdeñas. En este tiempo la asistencia médica era de carácter imprescindible, pues con el pasar de los días los heridos aumentaban exponencialmente. De este modo, Florence Nightingale decidió trasladarse a Crimea y formar parte del grupo de asistencia médica del Reino Unido.

La pertinente dedicación de esta británica logró que el índice de mortalidad por parte del ejército británico disminuyera de manera considerable. Esto lo logró llevando a cabo técnicas de organización mucho más eficientes, chequeando a los heridos de manera constante. Asimismo, Nightingale dejó a un lado el sistema de salud que denigraba a las personas por temas religiosos o de clases sociales; para la británica todos tenían el mismo derecho de recibir cuidado médico.

DATO CURIOSO
Durante este tiempo a Florence Nightingale se le empezó a conocer como la «dama de la lámpara». Esto se debía a que la británica solía chequear a sus pacientes en las altas horas de la madrugada y lo hacía con una lámpara en su mano. De este modo, este apodo no sólo la acompañó durante el resto de su carrera, sino que evidenció, una vez más, su profundo amor por la enfermería.

Una mujer paciente y revolucionaria

De regreso al Reino Unido, hacia 1856, Florence Nightingale hizo de tarea imprescindible reformar el servicio médico militar británico. Dada su experiencia en la guerra, Nightingale se dio cuenta de cuán importante es el tratamiento oportuno y organizado para los pacientes. Asimismo, inició un proyecto llamado el «diagrama de la rosa». Dicho diagrama ilustraba las causas más comunes de muerte durante los meses de guerra, lo que permitió avances en cuanto a insumos y tratamientos pertinentes.

A través de esta diagramación, Florence Nightingale no sólo logró que la reina Victoria le concediera la reforma del servicio médico militar, sino que, un par de años más tarde, alcanzó lo mismo en el ámbito civil. En gran medida Nightingale fue quien logró modernizar la enfermería del siglo XIX. Este logro hizo que países como India, que poseía conocimientos sanitarios bastante escasos para aquella época, inaugurara su primera escuela de enfermeras en el año 1860.

Tras su muerte, el 13 de agosto de 1910, el legado de Florence Nightingale definió el resto de los avances y logros dentro del mundo de la enfermería. La Organización Mundial de la Salud, con motivo del bicentenario de Nightingale, declaró el año 2020 como el año de la enfermera y la matrona. Asimismo, cada 12 de mayo —día de su nacimiento— se celebra el Día internacional de la enfermera.

Con este vídeo podrás conocer algunas de las mejores frases de Florence Nightingale. ¡No te lo pierdas!:

Otras biografías recomendadas:

¿Has quedado satisfecho con la biografía de Florence Nightingale? ¡Esas son excelentes noticias! Vuelve con nosotros cada vez que quieras conocer la historia de otros ➽➽➽ Científicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *