Saltar al contenido

Biografía de madre Teresa de Calcuta

Recordada como una de las más importantes figuras del catolicismo, la madre Teresa de Calcuta (1910-1997) dedicó su vida a cuidar de los desamparados. Su trabajo como misionera y activista la llevó a los rincones más desatendidos del mundo para ofrecer su ayuda a los menos favorecidos, por lo que su legado ha logrado conmover incluso a los no creyentes. En la biografía de la madre Teresa de Calcuta conocerás todo sobre la ganadora del Premio Nobel de la Paz.

Biografía de madre Teresa de Calcuta resumen

Inspiración familiar

Agnes Gonxha Bojaxhiu nació el 26 de agosto de 1910 Skopie, ciudad que actualmente forma parte de Macedonia del Norte. Fue la más joven entre los hijos de Nikollë y Dranafile Bojaxhiu, una pareja de católicos kosovares. Además de ser un emprendedor dedicado al comercio, su padre estaba sumamente involucrado en la política de su país. Cuando la madre Teresa de Calcuta tenía 8 años, Nikollë enfermó repentinamente y murió pocos días después. En la posteridad, se ha especulado que fue envenenado por enemigos políticos.

La madre Teresa de Calcuta fue un individuo único, pues sirvió a los demás durante toda su vida. Su devoción en ayudar a los pobres, enfermos y desamparados es el mayor ejemplo de humanidad de la época moderna.Nawaz Sharif, ex primer ministro de Pakistán.

Tras la muerte de Nikollë, la pequeña Agnes desarrolló un vínculo especial con su madre, quien le inculcó su profundo compromiso por ayudar a los demás. Dranafile le enseñó a la joven a jamás dar un bocado sin compartirlo con el vecino, una filosofía que la madre Teresa de Calcuta predicaría incontables veces en el futuro. Siguiendo estas ideas, la joven estudió en una escuela primaria dirigida por un convento y decidió convertirse en monja a los 18 años.

La madre Teresa de Calcuta como profesora

A través de las monjas que daban clases en su escuela, Agnes recibió una oferta para estudiar inglés en la abadía de Loreto, una congregación ubicada en Irlanda. Poco después de llegar, la joven se postuló para convertirse en monja y adoptó el nombre de Teresa. Fue enviada a la India para su noviciado en 1929, el cual completó en la ciudad de Darjeeling. Dos años más tarde se trasladó hasta Calcuta para dar clases en la Escuela Santa María, institución subsidiada por la abadía.

¿SABÍAS QUE...?
La madre Teresa de Calcuta adoptó su nombre religioso tras conocer la historia de Teresa de Lisieux, una de las santas más importantes de la Iglesia católica. Aunque apenas vivió 24 años, De Lisieux priorizó ayudar a los desamparados incluso en las condiciones más adversas, por lo que representaba un modelo a seguir para la aspirante.

Como era costumbre entre las monjas de Loreto, Agnes obtuvo el título de madre después de realizar sus votos definitivos en mayo de 1937. Continuó impartiendo clases en Calcuta durante los próximos años y se convirtió en la directora de la Escuela Santa María. A través de su bondad e intachable compromiso, desarrolló un vínculo especial con todos los alumnos de la institución. Sin embargo, su carrera como educadora llegó a su fin cuando experimentó lo que más tarde calificaría como un «nuevo llamado».

Las Misioneras de Caridad

De acuerdo con la madre Teresa de Calcuta, Cristo le había hablado durante un viaje en tren en 1946. El mensaje divino le ordenaba abandonar la vida de profesora y dedicarse a atender a los pobres y enfermos en la ciudad de Calcuta. Después de obtener la aprobación del convento en 1948, se dedicó a recibir entrenamiento médico básico durante seis meses. Posteriormente, se dirigió a los barrios más pobres de la ciudad para ayudar a aquellos que más lo necesitaban.

Una vez había entendido las necesidades primordiales de los desamparados, la madre Teresa de Calcuta transformó sus intenciones en acciones más concretas. Empezó por ofrecer educación gratuita a los pobres a través de una escuela al aire libre y negoció con el gobierno de la ciudad para destinar un edificio abandonado a aquellos que no tenían hogar. Eventualmente, sus antiguos alumnos se unieron a su causa y junto a un pequeño grupo de personas fundó una congregación llamada Misioneras de Caridad en 1950.

Debido al trabajo incansable y al compromiso mostrado por las Misioneras de Caridad, la organización fue ganando voluntarios y apoyo económico durante las próximas dos décadas. A través de donaciones provenientes de todas partes del mundo, la congregación logró construir una cadena de ambulatorios, orfanatos y asilos. Por su parte, la madre Teresa de Calcuta prestó especial atención a los enfermos de lepra, una infección que era sumamente común en la India.

Canonizada como santa

La madre Teresa de Calcuta y sus Misioneras de Caridad recibieron la aprobación pontificia por parte del papa Pablo VI en 1965. El nuevo título les permitió abrir sedes en distintos países, las cuales recibían a voluntarios ávidos por ofrecer su ayuda. En 1971, Teresa de Calcuta viajó personalmente a Estados Unidos para inaugurar el primer centro de acopio de su congregación en este país. Más tarde inauguraría una instalación destinada a tratar a los enfermos de VIH en Norteamérica.

En 1979, la madre Teresa de Calcuta recibió el Premio Nobel de la Paz como reconocimiento por su arduo trabajo destinado a aliviar el sufrimiento de los desamparados. Tres años más tarde viajó en secreto a Beirut para interceder personalmente en un conflicto entre el ejército israelí y la guerrilla palestina. En una maniobra sumamente arriesgada, logró pactar un cese al fuego para rescatar a 37 niños atrapados en un hospital que se encontraba en el campo de batalla.

Durante finales de la década de los 80, la madre Teresa de Calcuta viajó para brindar su apoyo a los hambrientos en Hungría, los damnificados por el terremoto de Armenia y las víctimas de radiación de Chernóbil. Debido a su avanzada edad, semejante esfuerzo deterioró su condición cardiaca. Incluso después de someterse a una cirugía, su salud continuó empeorando cuando contrajo malaria. Murió el 5 de septiembre de 1997 en Calcuta. En 2016, fue canonizada como una santa por la Iglesia católica.

La madre Teresa de Calcuta nos ha enseñado muchas cosas con su vida y obra. ¡Por ello no te puedes perder sus 10 frases célebres para el desarrollo personal!:

Otras biografías recomendadas:

La biografía de madre Teresa de Calcuta nos ha enseñado cómo la fe puede mover masas. ¿Quieres seguir leyendo la vida de otros  ➽➽➽ personajes históricos? ¡Accede al enlace!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *