Biografía de Policarpa Salavarrieta

Policarpa Salavarrieta, cuyo seudónimo era “La Pola”, fue una mujer de nacionalidad colombiana de la cual no se tiene con exactitud una fecha de nacimiento. Sin embargo, muchos dicen que fue en los años en los que nacieron sus hermanos religiosos, entre 1791 y 1796. Hoy conocerás la biografía de Policarpa Salavarrieta, heroína de la Independencia.

Biografía de Policarpa Salavarrieta resumen

Policarpa Salavarrieta, todo un enigma

De esta joven tampoco se sabe con exactitud su nombre oficial, ya que a pesar de que se le conoce por el nombre de Policarpa Salavarrieta, estos datos están sujetos a muchas hipótesis. Sin embargo, se sabe que nació en la ciudad de Villa de Guaduas.

Acerca de su familia se puede decir que vivía cómodamente, porque aunque no poseían grandes riquezas, contaban con solvencia económica y reconocimiento dentro de la comunidad.

Para el año de 1798 aproximadamente, se trasladaron a la ciudad de Bogotá, lugar en donde tanto sus padres como dos de sus hermanos fallecieron debido a un brote de viruela que azotó en aquella época. Por esta razón, la pequeña y su hermano Bibiano fueron acogidos por su hermana mayor, y juntos regresaron a su pueblo natal durante un tiempo.

En cuanto a las actividades que desempeñó al llegar a la adolescencia, existen diversas teorías. Una de ellas asegura que enseñaba en una escuela pública, y otra dice que realizaba algunos trabajos como costurera.

Sus días de espionaje en Bogotá

Cuando volvió a la ciudad con su hermano Bibiano, ambos llevaban documentos falsos que daban fe de sus actos y buena conducta. Se alojaron en una casa que colaboraba con los movimientos patriotas, y habían sido recomendados por Ambrosio Almeyda y José Rodríguez, por lo que fueron bienvenidos sin ningún problema.

A partir de ese momento, Policarpa Salavarrieta continuó con los pendientes de sus riesgosas actividades y tareas, en pro del partido. Tiempo después, de una forma clandestina y ágil consiguió ser costurera de las esposas de los hacendados de la época, los cuales pertenecían a las tropas enemigas.

Su labor en ese momento era escuchar y comunicar mensajes secretos. Aquellas noticias que estuvieran relacionadas con el movimiento de tropas del bando contrario, las armas que transportaban, y las rutas que utilizarían para moverse.

Además de eso, se daba a la tarea de apoyar como voluntaria de guerrilla. Entre las actividades que realizaba estaban el contrabando de armas, el reclutamiento de jóvenes para que apoyaran la causa, y la recepción de mensajes entre los simpatizantes del partido que se encontraban en concentraciones diferentes.

Gracias a su gran desempeño en las labores de infiltración, su papel en la capital del país se volvió indispensable, tanto fue así que estaba ligada a todas las estrategias que los líderes discutían.

Después de volverse experta en el espionaje, Policarpa Salavarrieta trabajó con un compañero de lucha quien inicialmente fue su hermano, y luego pasó a colaborar con Alejo Sabaraín.

Sabaraín ya había disputado algunas luchas en otras zonas del país en conjunto con líderes importantes del movimiento. Pero llegó el momento donde descubrirían las actividades ilícitas que cometía la Pola, y la captura de Alejo fue el punto final, ya que entre sus pertenencias encontraron documentos comprometedores.

NOTA
En esos documentos aparecían los nombres de realistas y patriotas que tenían la firma de Policarpa. Este hecho condenó su libertad.

La muerte de la heroína de colombiana

Después de una inminente búsqueda, la Pola fue encontrada y detenida en la casa donde se hospedó desde un principio. La trasladaron hasta el Colegio del Rosario, donde El Consejo de Guerra deliberó y llegó a la conclusión de que debía ser ejecutada por sus actos tan viles.

Policarpa Salavarrieta fue condenada a morir el 14 de noviembre de 1817, junto con Sabaraín y otros compañeros a las nueve de la mañana. Todos por fusilamiento.

NOTA
El cuerpo de los hombres fue expuesto en toda la ciudad, excepto el de Pola. Según las costumbres de la época, al ser una fémina había que guardarle respeto.

Homenaje a Policarpa Salavarrieta

Después de haber transcurrido un largo tiempo en la entidad colombiana, reconocieron su valentía, entrega y colaboración por la libertad a favor de la patria. Esto trajo como consecuencia que en más de una ocasión, el nombre de Policarpa Salavarrieta fuese conmemorado.

En el año de 1967, se celebró un nuevo aniversario por su muerte. Dicho año se oficializó esa fecha como el Día de la mujer colombiana. De igual forma, su nombre no fue olvidado debido a que la escogieron como figura representativa de Colombia, en billetes y monedas oficiales para la comercialización en ese país.

Ahora conocerás, de una manera más gráfica, cuáles son los motivos por los que la imagen de Pola aparece en los billetes colombianos:

Otras biografías recomendadas:

La biografía de Policarpa Salavarrieta nos ha enseñado muchas cosas sobre la heroína de la Independencia por Colombia. ¡Estate atento! Tenemos una sección llamada ➽➽➽ Personajes históricos en la que podrás ver más biografías.
Biografía de Policarpa Salavarrieta
5 (100%) 5 vote[s]
(Visited 1.480 times, 33 visits today)
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*