Saltar al contenido

Biografía de Lise Meitner

6 febrero, 2020

La astucia de Lise Meitner (1878-1968) reformuló por completo la física del siglo XX. Sus estudios entorno a la radioactividad y la energía atómica hicieron posible el descubrimiento de la llamada fisión nuclear. Si bien Meitner nunca recibió un Premio Nobel de Química por sus labores investigativas, esta mujer es considerada una de las mentes más brillantes en el mundo de la ciencia. Si quieres aprender más sobre mujeres extraordinarias, pues te invitamos a que leas la biografía de Lise Meitner.

Biografía de Lise Meitner resumen

Una chispa inapagable

Elise Meitner, popularmente conocida como Lise Meitner, nació en la ciudad de Viena, Austria, el 7 de noviembre de 1878. Meitner se crió en un tradicional hogar judío. Sin embargo, ésta nunca profesó ni siguió las líneas del judaísmo. De hecho, Meitner, ya en su mayoría de edad, se unió a la iglesia luterana y defendió las creencias de orden cristiano-protestante. Sin embargo, siempre mantuvo un profundo respeto por la religión judía.

No hay manera de negar el futuro científico de Lise Meitner. La austríaca hacía anotaciones científicas desde que tenía ocho años; escribía sobre el espesor de los aceites y la reflexión de la luz en hojas y demás elementos de orden casero. Sus padres, al darse cuenta de este inusitado talento, apoyaron su ímpetu científico y la instruyeron en el área de ciencias y matemáticas desde muy pequeña.

Si bien Meitner soñaba con asistir a las mejores escuelas de ciencia, esto se hizo imposible ya que, para aquel entonces, alrededor de 1900, las escuelas de ciencia eran únicamente para hombres. Por ello, Lise Meitner tuvo que asistir a colegios públicos, donde la educación era bastante escueta y no tan profunda. A pesar de esto, su persistencia tuvo sus frutos cuando logró entrar, con notas extraordinarias, a la Universidad de Viena, lugar en donde su talento quedaría al descubierto.

Lisa Meitner a través de la física

Lise Meitner se graduó con honores en 1905 de la Universidad de Viena; fue apenas la segunda mujer en obtener un doctorado en física en su alma mater. Su formación, en ese entonces, se la debió en gran parte al físico austríaco Ludwig Boltzmann, quien le impartió varias clases durante su carrera, las cuales iluminaron el intelecto de Meitner como un bombillo incandescente.

Con el deseo de continuar su aprendizaje, Lise Meitner se mudó a Alemania y comenzó a recibir clases en la Universidad de Berlín. En la capital alemana fue donde conoció a quien sería su aliado por más de treinta años, el químico alemán Otto Hahn. Junto a Hahn, Meitner inició una amistad potenciada por el amor a la ciencia y la física; ambos se dedicaron a estudiar la física nuclear, un área de estudio que para la época aún poseía muchas incógnitas.

¡ESTO TE SORPRENDERÁ!
En su tiempo en Berlín, Lise Meitner llegó a ser la primera mujer en impartir clases de física y ciencia en un instituto. Asimismo, llegó a ser de las primeras profesoras en el área de física de la Universidad Humboldt de Berlín, cargo que ostentó hasta el año 1933.

¿Ignorada por ser mujer?

Hacia 1918 Lise Meitner, en compañía de Otto Hahn, había descubierto el protactinio. Dicho elemento químico haría posible el descubrimiento de la fisión nuclear, una reacción química que posteriormente sería usada para crear bombas nucleares. La investigación de Meitner supuso un salto enorme para la química y física moderna. Sin embargo, este triunfo se vería parcialmente eclipsado por el egoísmo de su compañero, Otto Hahn.

Hahn arguyó que darle los créditos meritorios a Meitner causaría controversias dada su descendencia judía, pues para aquel entonces —alrededor de 1939— la persecución nazi se expandía por Europa. De este modo, éste decidió dejar por fuera a su compañera y llevarse gran parte de los méritos. Incluso, Hahn recibió el Premio Nobel de Química en 1944 sin reconocer el trabajo de Lise Meitner.

No me cabe ninguna duda que Lise Meitner es la versión austríaca de Marie Curie. Albert Einstein.

Vida después de la fisión nuclear

Después de la evidente decepción que supuso su dupla investigativa con Hahn, Lise Meitner no volvió a trabajar en la fisión nuclear. En cambio, se dedicó a impartir clases en Suecia y el Reino Unido. Asimismo, dado su profundo carácter humanitario, fue una fiel defensora del uso adecuado y moderado de la energía atómica.

A pesar de haber sido tremendamente ignorada por organizaciones e instituciones importantes, Lise Meitner, fallecida el 27 de octubre de 1968, es considerada una de las mujeres más extraordinarias en el campo de la física y la ciencia moderna. Tanto así que es la única mujer en tener su propio elemento químico en la tabla periódica, el meitnerio.

Otras biografías recomendadas:

Esperamos que hayas aprendido bastante sobre la historia de la ciencia con la biografía de Lise Meitner. ¡Tómate unos minutos y entra a la sección de ➽➽➽ Biografías: Científicos para descubrir más historias alucinantes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *