Saltar al contenido

Biografía de Francisco Bolognesi

Entre los personajes más insignes en la historia de Perú, y quizás uno de los más admirados, se encuentra Francisco Bolognesi (1816-1880), militar y estratega que luchó por su país durante los enfrentamientos armados entre Chile y Perú hacia mediados del siglo XIX. Por ello, si te interesa saber más sobre el desarrollo político y bélico del continente, pues te invitamos a que leas la biografía de Francisco Bolognesi, el gran héroe peruano.

Biografía de Francisco Bolognesi resumen

Encaminado hacia la vida militar

Francisco Bolognesi Cervantes nació el 4 de noviembre de 1816 en la ciudad de Lima, Perú. Cuando Bolognesi aún estaba pequeño, sus padres, Andrés Bolognesi —de origen italiano— y Juana Cervantes, decidieron dejar la capital y mudarse a un sitio más ameno para la familia. Debido a esto, la familia Bolognesi se asentó en la ciudad de Arequipa. En este sitio Bolognesi cursó sus estudios primarios y secundarios.

Como estudiante, Francisco Bolognesi siempre fue un joven responsable y dedicado a sus tareas diarias. En el colegio destacó en las matemáticas y, a pesar de no ser su fuerte, siempre se interesó por la historia. Ya que su padre era oriundo de Italia, Bolognesi poseía una facilidad innata para los idiomas, entre ellos el francés y, por supuesto, el italiano.

Posterior a la muerte de su padre, Francisco Bolognesi decidió dejar el seminario donde estudiaba y se dedicó a trabajar. Obtuvo su primer trabajo en el diario peruano El Comercio, donde laboró un par de meses. Después de esto se dedicó de lleno al mundo de los negocios. Sin embargo, su pasión por la política lo llevó a unirse al ejército peruano en 1853.

Una pasión bélica irrefutable

La llegada de Francisco Bolognesi al ejército peruano no fue mera coincidencia; su gusto por los temas militares nació gracias a su padre. De este modo, y dada la anarquía que vivía Perú para mediados el siglo XIX, Bolognesi se vio atraído por el fervor bélico y sintió la necesidad de cumplirle a su país.

¡ESTO TE SORPRENDERÁ!
El destino militar de Bolognesi venía dado desde 1844, cuando presenció la batalla de Carmen Alto. De acuerdo con algunos historiadores, el peruano se atrevió a pasar con su caballo cuando se enfrentaban los bandos armados de Ramón Castilla y Manuel Ignacio de Vivanco. Su audacia llamó la atención de Castilla, quien le propuso un puesto en su ejército, el cual Bolognesi rechazó por temas familiares.

De este modo, Bolognesi, para el año 1853, ya era parte oficial del ejército de su país. Para aquel entonces la situación en Perú se encontraba algo tensa. Los conflictos políticos con Bolivia aguardaban una guerra para cualquier momento. A pesar de que esto no se diera de manera inmediata, Francisco Bolognesi se mantuvo dichoso en su grado de teniente coronel y puso en marcha sus conocimientos matemáticos en el área de artillería.

En su tiempo como teniente, Francisco Bolognesi demostró un don estratégico insólito. Su capacidad de organización era extraordinaria, y pronto escaló al título de coronel. Al momento de lograr este triunfo en su carrera militar, Bolognesi fue enviado a Europa para perfeccionar sus tácticas artilleras e importar del viejo continente armamento para su país.

Francisco Bolognesi y la Guerra del Pacífico

En el año 1871, tras una excelsa temporada en el ejército peruano, y con el grado de comandante general de artillería, Francisco Bolognesi decidió colgar sus armas y retirarse de la vida militar por un tiempo. No hubo presiones de ningún tipo para esta decisión. De acuerdo con el mismo Bolognesi, se trataba del cierre de una etapa dentro de sus oficios bélicos. Lo que no se esperaba éste era que su break militar duraría muy poco tiempo.

Para 1879 se desató entre Perú, Bolivia y Chile la guerra del Pacífico. Este enfrentamiento supuso un enorme grado de inquietud entre la población peruana. Como resultado, el gobierno peruano solicitó de inmediato la ayuda de Francisco Bolognesi. Nuevamente como comandante, en esta oportunidad de la tercera división del ejército, Bolognesi puso en práctica sus estrategias militares.

NOTA
Para contextualizar un poco, los enfrentamientos bélicos entre estas tres naciones fueron dados por desacuerdos en temas de impuestos. Posterior a que Chile le declarase la guerra a Bolivia, Perú decidió aliarse con el gobierno boliviano y, sin remedio alguno, los chilenos arremetieron contra ambos países.

Para Perú esta guerra no fue nada beneficiosa. Las tropas peruanas habían perdido terreno en algunas batallas. Uno de los pocos frentes que quedaba intacto era el de Francisco Bolognesi en la ciudad de Arica, frontera sur con Chile. Sin embargo, la inestabilidad en el sitio era evidente, ya que Bolognesi sólo contaba con 1.600 hombres en su poder, un número mínimo en comparación con las tropas chilenas, que cada vez tomaban más y más terreno en el país.

El desenlace de un gran héroe

Sin piedad alguna, el ejército chileno arremetió contra las tropas de Bolognesi y asesinaron a más de 800 de sus hombres. Este panorama dictaba que el triunfo de Perú en esta guerra era casi imposible. Sin embargo, el ímpetu de Bolognesi se mantuvo hasta el último instante. De hecho, el ejército chileno le ofreció a Francisco Bolognesi una especie de tregua para evitar más muertes. Estoico, ante todo, el peruano se negó, pues su compromiso con el país era inquebrantable.

La decidida pasión bélica acabó con la vida de Francisco Bolognesi el 7 de junio de 1880. Su muerte, en pleno terreno de combate, significó un fuerte golpe para todo el sector militar peruano. A raíz de esto, a Bolognesi se le considera un héroe nacional, ya que sus miedos nunca se antepusieron a sus labores militares; su compromiso con el país y su gente se mantuvo hasta su último aliento.

¡Te invitamos a escuchar el himno militar creado en honor a Francisco Bolognesi!:

Otras biografías recomendadas:

Esperamos de corazón que con esta biografía de Francisco Bolognesi hayas aprendido un poco más sobre la historia peruana. Si deseas aumentar tu cultura general, no te pierdas la vida de otros ➽➽➽ personajes históricos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *