Saltar al contenido

Biografía de Johann Sebastian Bach

Proveniente de una familia de talentosos músicos, Johann Sebastian Bach (1685-1750) fue una de las figuras culturales más relevantes del siglo XVIII. Su facilidad para adaptarse a distintos ritmos y su manejo de las notas le permitió enriquecer estilos musicales ya establecidos mediante diversas técnicas, lo que lo llevó a componer piezas absolutamente memorables. Descubre todo sobre uno de los compositores más importantes dentro de la música clásica occidental en la biografía de Johann Sebastian Bach.

Biografía de Johann Sebastian Bach resumen

Estudiante modelo

Johann Sebastian Bach nació el 31 de marzo de 1685 en el Ducado de Sajonia-Eisenach, Alemania. Vino al mundo como parte de una extensa familia de músicos. Fue el octavo hijo entre Johann Ambrosius Bach, director de la orquesta del pueblo, y Maria Elisabeth Lammerhirt, hija de empresarios. Desde muy pequeño, su padre y sus tíos —también músicos profesionales— le enseñaron a tocar el violín y el órgano. Su infancia dio un giro repentino cuando sus dos padres murieron entre 1694 y 1695.

Con 10 años de edad, Johann Sebastian Bach fue asignado legalmente a su hermano mayor, Johann Christoph, quien era un organista en una iglesia en un ducado vecino. Fue él quien le enseñó a tocar el clavicordio y se hizo cargo de la educación del pequeño. Más tarde, cuando cumplió 15 años, su hermano lo envió a estudiar en una prestigiosa escuela ubicada en Luneburgo, en donde el joven perteneció al coro y a la orquesta escolar.

Las tablaturas de órgano de Johann Sebastian Bach mientras estudiaba en Luneburgo muestran a un joven disciplinado, metódico y bien preparado. Era un chico que estaba absolutamente comprometido a perfeccionar una disciplina. George Stauffer, musicólogo del New York Times.

En 1703, después de graduarse, Johann Sebastian Bach comenzó a trabajar como organista en una iglesia de Luneburgo. Tras algunas diferencias con su empleador, viajó a Mühlhausen y fue contratado por una institución de mayor renombre en donde recibía un mejor salario. Poco después de llegar a esta ciudad se casó con Maria Barbara Bach, la hija de un primo de su padre.

Johann Sebastian Bach junto a la realeza

Abandonó Mühlhausen en 1708 para trabajar como organista en Weimar. Su creciente popularidad lo llevó a ser director musical de la corte ducal, en donde tuvo la oportunidad de intercambiar conocimientos con músicos del más alto nivel y vivir junto con Maria en el palacio de la ciudad. Durante esta época tuvo a sus primeros 7 hijos, de los cuales tres murieron durante sus primeros meses de vida y tres se convirtieron en importantes músicos.

Después de ser relevado de sus labores en Weimar, fue contratado como maestro de capilla por Leopoldo, príncipe de Anhalt-Köthen. Para cumplir con sus labores, Bach se mudó junto con su esposa a una propiedad cerca del palacio real. En 1720, mientras el compositor se encontraba de viaje con el príncipe, Maria Barbara cayó enferma y murió. Un año más tarde, Bach se casó con la soprano Anna Magdalena Wilcke, con quien tendría trece hijos más, de los cuales sólo seis llegaron a la adultez.

Vida en Leipzig

Debido a que su relación con Leopoldo era buena, el príncipe no se ofendió cuando Johann Sebastian Bach abandonó su corte para tomar el puesto de Cantor de Santo Tomás, el director del coro de Santo Tomás en Leipzig. El coro ofrecía sus servicios para cuatro iglesias y era discutiblemente el más importante de la época. Bach aceptó la oferta porque estaba más interesado en continuar mejorando sus capacidades musicales que en la fama que podría traerle pertenecer a la corte del príncipe.

Johann Sebastian Bach compuso la mayoría de las cantatas que dirigió en Leipzig durante los primeros tres años de haber llegado. Entre estas destacan ¡Oh eternidad, atronadora palabra!, Como brilla el lucero de la mañana y Ven ahora, salvador de los gentiles. Simultáneamente, se dedicó a enseñar a jóvenes músicos pertenecientes a grupos que asistían a las iglesias para posteriormente trabajar en bodas y funerales. Durante su época como profesor escribió un total de seis motetes.

Con el paso de tiempo, Johann Sebastian Bach empezó a perder interés en componer para el coro de Santo Tomás, aunque pudo mantener su trabajo como director gracias a las piezas que había compuesto anteriormente. En busca de inspiración, amplió sus horizontes al unirse al Collegium Musicum, un grupo de músicos universitarios que no se limitaba a cantos litúrgicos. La mayoría de las piezas de Bach compuestas durante la década de 1730 fueron interpretadas por esta sociedad, de la cual también fue director.

Sus más grandes obras

A partir de 1740, Johann Sebastian Bach se dedicó a copiar, transcribir y expandir piezas ya escritas. Interpretó estas obras en un estilo polifónico que había desarrollado a través de los años y agregó nuevos elementos. Algunas de las cantatas que modificó se convirtieron en obras maestras de la música clásica y su innovador estilo lo hizo merecedor de aplausos en Leipzig. Durante el último año de su vida, su visión se había deteriorado considerablemente, por lo que dirigía a través de su excelente memoria.

¿SABÍAS QUE...?
En 1750, Johann Sebastian Bach agendó una operación con el oculista británico John Taylor, quien prometió arreglar su vista. Taylor era un mentiroso que había construido su carrera sobre falacias y dejó ciegas a más de 100 personas. De acuerdo a diversos historiadores, es sumamente probable que la muerte de Bach fuera consecuencia del absurdo tratamiento al que lo sometió el charlatán.

Johann Sebastian Bach murió el 28 de julio de 1750 en Leipzig tras complicaciones de salud producidas por un tratamiento médico infructuoso. Uno de sus hijos publicó El arte de la fuga, una pieza musical que su padre había compuesto durante la década de 1740 pero que no había podido culminar. Simultáneamente, Misa en si menor, también compuesta por Bach, se hizo conocida en Europa. Ambas piezas se encuentran entre las mejores obras corales de la historia.

Te invitamos a escuchar una de las mejores composiciones de Johann Sebastian Bach. ¡Estamos seguros de que te sonará conocida!:

Otras biografías recomendadas:

¿Te ha gustado introducirte a la historia de la música clásica con la biografía de Johann Sebastian Bach? Pues estás viendo la punta del iceberg, porque nuestro repertorio de ➽➽➽ Biografías: Músicos está lleno de historias interesantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *