Saltar al contenido

Biografía de Donatello

Uno de los padres de la escultura renacentista fue Donatello (1386-1466). Con una destreza impresionante para el manejo de materiales como el mármol y el bronce, a este artista se le considera uno de los más importantes precursores de la técnica escultórica del stiacciato. ¿Te llamó la atención esto que te contamos? Pues quédate y lee más sobre la biografía de Donatello.

Biografía de Donatello resumen

El orgullo de toda Florencia

Donato di Niccolò di Betto Bardi, apodado desde muy joven como Donatello, nació en la ciudad de Florencia, Italia, en el año 1386. Se desconoce exactamente la fecha de su nacimiento, debido al tumultuoso estilo de vida que el artista tuvo que afrontar desde muy joven. Su padre fue un hombre sumamente controversial, quien se vio involucrado en varias revueltas sociales en Florencia. Sin embargo, a pesar del perfil revolucionario de su padre, Donatello fue un joven calmado y delicado.

¡ESTO TE SORPRENDERÁ!
El padre de Donatello, Niccolò di Betto Bardi, fue un hombre tan polémico que llegó a ser condenado a muerte durante las llamadas revueltas de los Ciompi, un grupo de cardadores de lana de Florencia que reclamaban mejoras económicas con respecto a su oficio para el año 1378.

Debido al carácter desenfrenado de su padre, quienes le dieron educación y hogar a Donatello fueron los Martelli. Esta familia florentina, noble y distinguida, acercaron al italiano a las prácticas artísticas desde muy joven. Éstos eran orfebres, por lo que Donatello creció rodeado de las llamadas «artes del fuego» desde muy pequeño. De esta manera, aprendió a utilizar materiales difíciles como piedras y algunos metales.

En el año 1409, ya con ciertas técnicas aprendidas, y con ansias de aprender más sobre el mundo artístico italiano, Donatello viajó por primera vez a la ciudad de Roma. En compañía de su amigo y también artista, Filippo Brunelleschi, Donatello se adentró en el estudio de antigüedades y a explorar de lleno el legado artístico de la capital.

Un escultor que lo cambió todo

En Roma, Donatello se encargó de estudiar de cerca los referentes esculturales de las construcciones del Panteón, uno de los más antiguos templos romanos del país europeo. Después de permanecer dos años estudiando y poniendo en práctica sus conocimientos artísticos, Donatello regresó a su natal Florencia y se dedicó a perfeccionar sus técnicas como escultor y a experimentar con la orfebrería.

La corriente artística en Italia para el siglo XIX era gótica. Sin embargo, Donatello, debido a su interés en las ruinas y las antigüedades, desarrolló en sus primeros intentos como escultor técnicas e ideas que guardaban semejanza con el realismo. De este modo, surgió un quiebre significativo en la manera de apreciar el arte en la época.

De este modo, para el año 1407 el escultor presentó su primera obra, llamada Pequeños profetas. Estas esculturas, que guardaban semejanza con figuras religiosas y de la mitología romana, fueron realizadas en mármol blanco. Con finos detalles hacia las hendiduras de la vestimenta, y con una técnica escultórica impecable, Donatello desencadenó todo un furor artístico en Italia.

El renacimiento a través de Donatello

Tras algunos modestos trabajos para algunas iglesias y monumentos en Florencia, Donatello atisbó uno de sus más notables trabajos cuando presentó en 1408 la escultura del David. Esta majestuosa escultura, nuevamente realizada en mármol, no sólo le brindó reconocimiento y elogios, sino también demostró el temprano interés del artista por la corriente renacentista.

¿SABÍAS QUE...?
Las figuras más reiterativas en la obra escultórica de Donatello fueron las pertenecientes a la iglesia católica. Las esculturas de San Marco, San Jorge y la Virgen María son palpables en sus trabajos a lo largo del siglo XIX.

En Florencia las obras de Donatello se apreciaban a lo largo y ancho de la ciudad. Sin embargo, el artista poseía un espíritu incansable hacia el redescubrimiento artístico. De este modo, para 1430, el florentino decidió mudarse a la ciudad de Padua. Frente a una escena artística muy distinta a la de Florencia o Roma, el escultor le brindó a la ciudad un aire único con el nacimiento de obras como Gattamelata y las decoraciones internas del santuario de San Antonio.

Un estilo único e irrepetible

Si hay algo que abunda en la obra de Donatello son los detalles. La manera en la que el florentino cuidaba los relieves en piedras tan perniciosas como el mármol, o en metales tan difíciles como el bronce, era formidable. Debido a que su énfasis eran las figuras, la forma en la que el artista asemejaba a la perfección el movimiento de telas o de expresiones faciales, causó, por decir lo menos, un impacto significativo en el arte italiano del siglo XIX.

DATO CURIOSO
Debido a su distintivo estilo escultórico, Donatello creó el llamado stiacciato. Esta técnica, que se aplica con predominancia en la escultura, permite la creación de bajorrelieves hacia el fondo de las obras, para así lograr profundidad y disminuir el espesor en las mismas.

Con un legado innegable y obras que permanecen intactas, las cuales se han convertido en parte de la cultura artística italiana, Donatello, fallecido el 13 de diciembre de 1466 en su natal Florencia, es, sin duda alguna, uno de los escultores más trascendentales del siglo XIX. Sus obras, que van desde lo religioso hasta lo fúnebre y mitológico, conforman uno de los conjuntos artísticos con mayor relevancia en Europa, comparándose su trabajo con el de otros maestros escultores como Miguel Ángel y Lucca della Robbia.

¡En el siguiente vídeo verás unas de las mejores obras de Donatello! ¿Quieres conocerlas?:

Otras biografías recomendadas:

Ya hemos llegado al final de la biografía de Donatello. ¡Pero no te vayas! Todavía quedan muchas ➽➽➽ biografías de artistas interesantes por leer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *