Biografía de Max von Laue

Si creías que conceptos como «cristales» y «radiación» no se podrían encontrar en un solo Premio Nobel, pues la biografía de Max von Laue te demostrará lo contrario. Y es que este notable científico ha trabajado junto a personajes ilustres como Max Planck y Albert Einstein. ¡Sigue leyendo para no perderte de nada!

Biografía de Max von Laue resumen

Un noble de mente brillante

En la pequeña localidad alemana de Pfaffendorf (ahora parte del territorio de Koblenz) nace Max Theodor Felix Laue el 9 de octubre de 1879. Julius von Laue, su padre, era un bien remunerado administrador militar. Este oficio requería total sumisión, por lo que el hombre hacía sus maletas siempre que el alto mando lo solicitara al otro extremo del país.

DATO CURIOSO
Seguro te interesará saber que Max era de linaje noble, pero no fue sino a sus 34 años que reclamó el título von (que significa ‘de’) que antecede a su apellido, quedando como Max von Laue.

Julius von Laue viajaba con su familia cada vez que el trabajo lo exigía. Por esta razón, el joven Max cursó su carrera de Ciencias Naturales en diferentes institutos: la Universidad de Estrasburgo, la Universidad de Gotinga y la Universidad de Munich (durante un solo semestre) fueron algunos de ellos.

Finalmente, en 1902, Max von Laue ingresa en la prestigiosa Universidad de Berlín. Fue en esta casa de estudio donde, al año siguiente, culminó su carrera universitaria, y donde su supervisor doctoral asignado fue el mismísimo Max Planck, precursor de la física cuántica.

Durante su último año de carrera, Max von Laue asistió junto a Planck a conferencias de espectroscopía, calor y radiación. El joven se maravilló con estos temas de estudio, lo que determinó por completo su rama de especialización.

Investigando entre genios

Su tesis sobre la teoría de la interferencia en placas planas paralelas obtuvo una gran aceptación por parte de los académicos. En ésta se explica cómo se producen los patrones de luz cuando los rayos refractados a través de dos láminas delgadas chocan entre sí, generando una interferencia de fases.

De esta manera, Max von Laue logra conseguir un puesto como docente en la misma universidad, y no pasó mucho tiempo para que el propio Max Planck lo contratara como su ayudante de laboratorio.

Durante los años siguientes, su jefe lo pondría en contacto con el ilustre físico Albert Einstein, con quien contribuiría a refinar el concepto de la teoría de la relatividad especial. Sus investigaciones sobre la radiación de la luz, energía y movimiento fueron de gran ayuda para lograrlo.

En 1909, Max von Laue fue contratado como profesor adjunto en el Instituto de Física Teórica de la Universidad de Múnich. En este lugar, el científico —ya de 30 años— trabajó para el físico y miembro de la Royal Society Arnold Sommerfeld.

Max von Laue y sus patrones de luz invisible

Un buen día de enero de ese mismo año, Paul Peter Ewald (uno de los estudiantes de Sommerfeld), paseaba por el parque central de Múnich junto a Max von Laue mientras le comentaba sobre sus estudios sobre cristalografía. La tesis doctoral del joven científico trataba acerca de la difracción de la luz a través de los cristales para el estudio de la estructura cristalina.

Sin embargo, la investigación de Ewald tenía un pequeño problema: la longitud de onda de la luz visible parecía ser mucho mayor que el espacio entre los átomos del cristal.

TAMBIÉN DEBES SABER...
Hacía no mucho tiempo que se habían descubierto los rayos X, una forma de radiación invisible al ojo humano y que era capaz de atravesar objetos sólidos. Está demás decir que esta pista les daría la respuesta que Ewald buscaba… pero que Max encontró.

Max von Laue, quien tenía experiencia estudiando las ondas luminosas y la radiación, creía tener la solución: «difractar los rayos X a través del cristal». Se sabía muy bien que si se proyectaba un haz de luz a través de una malla, y la separación entre sus filamentos coincidía con la longitud de onda, el efecto en la pantalla sería un patrón de difracción luminosa correspondiente a la estructura de la red.

En el año 1914, Max von Laue recibe el Nobel de Física por descubrir la cristalografía de los rayos X. Desde entonces, se ha usado este efectivo método para el estudio de la estructura cristalina de los materiales.

 Su vida por la ciencia

Para esta fecha, también le fue ofrecida la cátedra de física teórica en la Universidad de Berlín. Pero la Primera Guerra Mundial tuvo sus inicios a mitad de año, y Max von Laue se dedicó al desarrollo de nuevas tecnologías para ampliar las comunicaciones inalámbricas militares.

¿SABÍAS QUE...?
Durante la Alemania nazi, Max von Laue y su amigo Otto Hahn, nobel de química, ayudaron secretamente a sus colegas judíos a huir del país.

A partir de 1919, ya finalizada la guerra, Max von Laue fungió como catedrático en la Universidad de Berlín hasta su jubilación. Paralelamente, también colaboró en diversas investigaciones sobre el campo magnético. Y en 1959, recibió la dirección del Instituto Max Planck de Química Física y Electroquímica.

En la mañana del 8 de abril de 1960, Max von Laue sufrió un accidente automovilístico mientras conducía hacia su laboratorio. Un motociclista inexperimentado se atravesó en la vía, ocasionando su propia muerte y la del científico, quien permaneció en el hospital por dieciséis días.

¿Has visto alguna vez los patrones de un rayo luminoso difractado? ¡Son espectaculares!, por ello creemos que te puede interesar el siguiente vídeo:

Otras biografías recomendadas:

¡Gracias por acompañarnos hasta el final de la biografía de Max von Laue! Regálanos un like y comparte este artículo en tus redes sociales si te ha sido de utilidad. 😉

Siempre es un buen momento para recomendarte visitar nuestro apartado de ➽➽➽ Científicos, ¡quedarás enganchado!
Biografía de Max von Laue
5 (100%) 6 vote[s]
(Visited 19 times, 1 visits today)
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*