Biografía de Elon Musk

Elon Reeve Musk (nacido el 28 de Junio de 1971). Es un emprendedor de la industria tecnológica, inversor e ingeniero. Fue cofundador de las conocidas compañías Tesla Motors y PayPal, además de su propio centro espacial y su proveedora de energía renovada, SolarCity. Este hombre trabaja por medio de sus empresas en proyectos tan grandes como lo son: la próxima colonización de Marte, un tren que viaja a 1600 km/h, el desarrollo de neurotecnología para integrar el cerebro humano con la inteligencia artificial y ¡muchos otros más! ¡Entérate en esta biografía de Elon Musk cómo es que este emprendedor llegó a romper los límites de lo que se creía posible!

Biografía de Elon Musk resumen

El nacimiento de una mente dotada amante de los libros

Nació en Pretoria (Sudáfrica). Su padre era un ingeniero sudafricano y su madre una nutricionista y modelo canadiense. Desde pequeño, Elon Musk era todo un soñador, se imaginaba convirtiéndose en astronauta y viajando hacia Marte. Desarrolló un amor por la lectura, teniendo la ciencia ficción como su género predilecto, pues no había nada que le gustara más que esas historias con futuros salvajes y tecnología imaginaria que quizás algún día la humanidad podría tener. Si no estaba leyendo, estaba explorando, pues era un chico muy curioso que se formulaba preguntas acerca de casi todo.

A los 10 años, su gran amor era la tecnología; para aquel entonces las computadoras personales y los videojuegos eran todavía una novedad. Elon Musk quería crear los suyos propios, y para eso, ahorró de su mesada para comprarse su primer ordenador, y así escribir sus propios programas. Aprendió rápido; a la edad de 12 años ya había creando su primer videojuego llamado Blast Star, logrando venderlo a una revista de informática por un monto de $500.

NOTA
No cabe duda que nuestro protagonista poseía un don innato para combinar la inteligencia tecnológica con el sentido de los negocios. De hecho, según su hermano, ya a esta edad había realizado una prueba de IBM, y los resultados revelaron que el joven ya poseía los conocimientos necesarios para trabajar como programador en la compañía.

Se graduó de sus estudios secundarios en la Pretoria Boys High School, etapa que, junto con la primaria, fueron momentos difíciles para él, puesto que era incapaz de gozar de una vida social plena, cosa que lo llevó a refugiarse en sus libros y computadoras.

Por este entonces tenía una vida muy solitaria, y Sudáfrica no estaba tampoco en sus mejores condiciones; tenía un régimen en contra de los derechos de la gente de color con la que nuestro emprendedor no estaba de acuerdo, y que, para empeorar las cosas, obligaba a los hombres blancos a alistarse en la milicia al terminar la secundaria (lo que significaría servir en pro a las políticas racistas del gobierno).

Elon Musk viaja a tierra americana

Nuestro personaje principal comenzó a pensar en una manera de escapar de lo que suponía iba a ser un desfavorable futuro sirviendo como miembro de la milicia sudafricana; él siempre quiso ir a Estados Unidos, ya que como solía decir: «América es el lugar donde las grandes cosas son posibles».

No fue sino hasta que sus padres se divorciaron que vio la oportunidad de poder ir a Norteamérica, puesto que en ese entonces, su madre pretendía volver a su tierra canadiense. Él sabía que sería fácil llegar a Estados Unidos desde Canadá, por lo que decidió irse con ella en contra de los deseos de su padre, quien le dijo que no le pagaría la universidad a menos que la cursara en Sudáfrica. No cabe duda que estaba dispuesto a arriesgarse por lo que creía era lo correcto.

En Canadá, nuestro emprendedor inició sus estudios universitarios en la Queen’s University. Para entonces, tenía muy poco dinero y se esforzaba mucho sólo para permitirse la comida; sin embargo, para 1992 ganó una beca para la Universidad de Pensilvania, donde estudiaría economía y física.

Durante esta época, Elon Musk mejoró sus habilidades técnicas y su experiencia, puesto que también trabajó para un profesor de su universidad que tenía una empresa dedicada a investigar ultracondensadores electrolíticos destinados a vehículos eléctricos. Al graduarse, estaba muy ávido de salir al mundo real; quería dejar su huella de alguna manera, pero aún no sabía cómo. Pese a eso, tenía en claro sus tres principales áreas de interés, donde consideraba habían problemas importantes que resolver: el Internet, la energía renovable y la pasión de su infancia que encontró en los cómics: El espacio.

Conociendo la capital de la tecnología

En 1995, Elon Musk es aceptado en el programa de doctorado en Física Aplicada y Ciencia de Materiales en la Universidad de Stanford, así que se dirigió a California; el lugar perfecto para él, pues allí se encontraba Sillicon Valley, el corazón del mundo tecnológico. Fue en este lugar donde nuestro emprendedor conoció todo tipo de personas haciendo lo que él quería hacer: empezar empresas tecnológicas que podrían crear grandes cambios, pues el Internet estaba comenzando a hacer su aparición.

Nuestro sinigual hombre no pudo esperar más, así que dos días después de haber estado en Stanford, dejó la universidad e inició su propio negocio con un amigo y su hermano: Zip2. «Yo podría sólo ver lo que pasaba para aquel entonces, o también ser parte de ello», decía nuestro personaje acerca de su decisión.

Zip2 gestionaba el desarrollo, alojamiento y mantenimiento de sitios web para empresas de medios de comunicación. No fue nada sencillo para Elon, puesto que su dinero era escaso y constantemente se veía obligado a dormir en su oficina.

El sitio estaba abierto las 24 horas del día, por lo que nuestro personaje tenía quedarse programando los siete días de la semana, todo el tiempo. Es claro que esto no le importaba, pues no intentaba volverse rico, él sólo perseguía una oportunidad para realizar sus metas.

El ascenso de un hombre rico

Elon Musk se sumergió tanto en su proyecto, que para febrero de 1999 logró gestionar casi 200 webs, demostrando así que apostó por una idea ganadora. Sus beneficios eran considerables, y terminó vendiendo su empresa a la Compaq Computer por un monto de 300 millones de dólares, haciendo que nuestro particular hombre se volviera multimillonario con tan sólo 28 años de edad.

A pesar de poder pasar el resto de su vida tranquilo y seguro gracias a los millones en su cuenta de banco, nuestro emprendedor decidió empezar otro proyecto, creando el portal web X.com, una empresa de servicios financieros y pago vía correo electrónico que posteriormente sería llamado PayPal. En ese entonces, Elon Musk notó que muchas personas estaban empezando a hacer pagos online; pero que no había ninguna manera confiable y segura de hacerlo. Él sabía que podía arreglar eso; y no se equivocó, ya que para el 2001 ya estaría vendiendo su empresa a eBay por un monto de 1,5 billones de dólares.

NOTA
Cabe destacar que dentro del personal de PayPal, se encontraban los futuros fundadores de Youtube y LinkedIn. ¡No cabe duda que nuestro emprendedor sabía tener todo un equipo campeón!

Al vender PayPal, todo lucía excelente en la vida de Elon Musk, ya que había logrado ser extremadamente rico; sin embargo, a pesar de que a ese punto ya había logrado conquistar el Internet, esta era sólo una de sus áreas de interés, razón por la que no pasaría mucho tiempo para que iniciara nuevos proyectos.

En el verano del 2002, Elon Musk pensó en sus sueños de la infancia; siempre quiso ser un astronauta, pero estaba decepcionado con los programas del espacio de Estados Unidos, ya que los vuelos espaciales tripulados estaban en declive y la NASA seguía usando vieja tecnología. Nadie parecía interesado en nuevos avances, por lo que si alguna vez quería ir al espacio, necesitaría construir su propia nave espacial. Es aquí cuando nace SpaceX, su primera compañía espacial dedicada a desarrollar y producir lanzamientos espaciales, con un énfasis en reducción de costos y una alta fiabilidad.

Nuestro emprendedor tuvo que invertir 100 millones de dólares en esta empresa, y al principio no todo marchaba sobre ruedas, ya que sus primeros tres lanzamientos fueron un total fracasoacontecimiento al que reaccionó con una fuerte persistencia que lo había caracterizado desde su infancia y que permitió que finalmente el cuarto lanzamiento fuera exitoso. «Si ese cuarto lanzamiento no hubiera funcionado, eso habría sido todo. No teníamos recursos para lanzar un quinto», decía Elon Musk más adelante demostrando su capacidad de arriesgar todo hasta el final.

La mayoría de los hombres, al alcanzar cierto punto de riqueza gracias a la venta de una compañía, tiende a invertir su capital en activos de bajo riesgo, actuando por lo tanto de manera muy conservadora y segura para así no perder su dinero; sin embargo, nuestro hombre de negocios pensaba muy distinto al resto, y por eso, invirtió gran parte de su dinero en SpaceX, una empresa espacial sumamente delicada y que no podía asegurarle el retorno de su inversión.

Con el pasar del tiempo, tomó el dinero restante que le quedaba y lo invirtió en una empresa llamada Tesla Motors y en otra llamada SolarCity; la primera dedicada al desarrollo de autos eléctricos (los cuales nadie había podido rentabilizar muy bien hasta que él llegó a la industria), y la segunda, encargada del desarrollo de energía limpia por medio del uso de los rayos solares, atacando así el calentamiento global y ayudando al crecimiento de la energía renovable.

Aun con todas esas inversiones, Elon Musk llega incluso a pedir préstamos para continuar apostando en sus compañías; sin embargo, pese a todos los problemas, fallos y riesgos, a día de hoy, nuestro emprendedor ha podido sacar adelante todas sus empresas, llegando actualmente a ser inversor en variedad de ámbitos enfocados al desarrollo tecnológico que fomenten la expansión de la humanidad.

Finalmente, no queda más que destacar que nuestro emprendedor, efectivamente tenía habilidades únicas desde muy temprana edad que lo ayudaron en su camino a la cima, pero no fueron sino su persistencia y trabajo duro lo que lo llevarían hacia adelante. 

Ahora, ¡no te pierdas este inspirador vídeo en el que se explica el recorrido su vida empresarial de una forma reflexiva y motivadora!:

Otras biografías recomendadas:

¿Seguirías viendo con ojos de compasión a un niño cuando diga que quiere ser astronauta? Seguramente no después de haber leído esta biografía de Elon Musk ¡Y aún quedan muchas más por ver! Pásate por ➽➽➽ Biografías: Emprendedores y visionarios
Biografía de Elon Musk
5 (100%) 5 vote[s]
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*