Biografía de Juan Carlos Onetti

Juan Carlos Onetti (1909-1994) fue un periodista y escritor uruguayo ganador del Premio Miguel de Cervantes en 1980. Su obra, comprendida por cuentos y novelas cortas, se destacó por el pesimismo y resignación de sus personajes. Por ello, fue considerada pionera del existencialismo en el continente. En la biografía de Juan Carlos Onetti conocerás el camino que recorrió para ser reconocido como uno de los autores más importantes del siglo XX.

Biografía de Juan Carlos Onetti resumen

Primeros años de vida

Juan Carlos Onetti Borges nació en Montevideo, Uruguay, el 1 de julio de 1909. Según recuerda el mismo Onetti, su infancia fue bastante tranquila. Como todo niño, solía jugar con sus hermanos, Raúl y Raquel. Sin embargo, durante su adolescencia, ya aficionado al arte y a la literatura, Onetti comenzó a pasar horas encerrado en un armario leyendo a autores como Dostoievski y Julio Verne. Su actitud solitaria lo retrajo de socializar con sus compañeros de escuela.

NOTA
Sus padres, Carlos y Honoria, modelaron su concepto sobre la vida en pareja. El amor de ambos fue tan intenso que, ante la muerte de su padre, su madre le siguió poco tiempo después, en 1946.

A los quince años, fue forzado a dejar sus estudios a causa de una huelga general. A partir de entonces, ejerció de portero y de funcionario público mientras enviaba sus primeros cuentos a concursos literarios, de los cuales no obtuvo respuesta. Hacia 1929, inició en el periodismo cuando trabajó como redactor para una revista llamada La tijera de Colón.

Juan Carlos Onetti, escritor y periodista

En 1930, se mudó a Buenos Aires, donde contrajo nupcias con su prima María Amalia, madre de su primer hijo, Jorge Onetti. En la capital argentina, Onetti trabajó como comentarista de cine para el periódico Crítica. También, escribió la primera versión de El pozo (1939), durante un fin de semana de encierro, en el que el autor se había quedado sin fumar. Ésta fue una novela de corte existencialista, que rompió con la visión criollista que caracterizaba a la literatura latinoamericana de la época.

De regreso a Uruguay en 1934, Onetti se casó con María Julia, su anterior cuñada, y empezó a publicar sus relatos en varios periódicos.  El cuento «Avenida de Mayo-Diagonal-Avenida de Mayo» apareció por primera vez en La prensa, por ganar el concurso anual de narrativa de este diario. Poco después, Onetti publicó «La total liberación», un fragmento de Tiempo de abrazar (1979), en el diario Crítica y los cuentos «El obstáculo» y «El posible Balde» en La Nación.

Gracias a su talento, en 1939, estuvo a cargo de la página literaria del semanario Marcha y fue redactor de la columna La piedra en el charco, bajo la firma de «Periquito el Aguador». Ese mismo año se publicó El pozo, con un tiraje de tan sólo quinientos ejemplares, por su temática derrotista. Aun así, Onetti ganó un modesto reconocimiento por parte de un grupo reducido de lectores, que percibían su narrativa como «una forma innovadora de hacer literatura».

El escritor del fracaso

En 1941, trabajó en la sucursal uruguaya de Reuters, como secretario de redacción y fue enviado nuevamente a Buenos Aires, donde se casó por tercera vez. Ese mismo año, Onetti participó en el concurso Ricardo Güiraldes con su novela Tierra de nadie, la cual quedó en segundo lugar, pero fue publicada. Aunque tenía una racha de quedar siempre relegado a los segundos lugares, Onetti no dejó de escribir. Él decía que no le interesaba la fama ni el éxito: su objetivo era observar el mundo y escribir sobre ello.

Por esta razón, él continuó publicando artículos de opinión y varios de sus cuentos. Entre los cuales se destacó «La casa de arena», donde apareció por primera vez la ciudad de Santa María, escenario constante de sus siguientes obras.

NOTA
En 1946, Juan Carlos Onetti conoció a Dorothea Muhr, su cuarta esposa. Ella era una joven violinista de origen austriaco, que fue su compañera hasta el final de sus días. Sobre Dorothea, Onetti mencionó que «fue inventada para él» y que su jovialidad y alegría compensaban su propio pesimismo.

Un autor de culto en Uruguay

En 1950, publicó una de sus grandes novelas: La vida breve. En ella, Onetti realizó un juego narrativo en el que sus personajes luchan contra la dificultad de discernir entre la realidad y la ficción. En esta obra, el mismo Juan Carlos Onetti se incluyó como personaje secundario y se describió como un hombre «silencioso, arisco y sarcástico». Debido su técnica innovadora y lenguaje poético, la novela fue aclamada por la crítica.

En 1964, obtuvo el Premio Nacional de Literatura de Uruguay y publicó El infierno tan temido y otros cuentos. A este libro le siguió la novela corta El astillero, considerada por la Fundación Faulkner como una de las mejores novelas de Hispanoamérica. A partir de allí, sus relatos fueron publicados en numerosos periódicos del mundo. También, viajó a España como invitado del Instituto de Cultura Hispánica para impartir varias conferencias sobre literatura en 1972.

NOTA
La novela Juntacadáveres (1964), quedó en segundo lugar de la primera edición del Premio Rómulo Gallegos en 1967, el cual fue otorgado a Mario Vargas Llosa por su obra La casa verde.

Juan Carlos Onetti en el exilio

En 1974, Onetti fue jurado del Premio Anual de Narrativa realizado por la revista Marcha, en el que resultó ganador el cuento «El guardaespaldas» de Nelson Marra. Éste, por su carácter «pornográfico», fue censurado por la dictadura militar de Uruguay, y todos los integrantes del jurado fueron detenidos.

A causa de esto, Juan Carlos Onetti estuvo ocho días incomunicado. Después de eso, fue retenido en un psiquiátrico durante tres meses. El autor comentó que el encierro iba a enloquecerlo, hasta el punto en que intentó suicidarse. Onetti logró mantener la cordura gracias a las novelas policiales que su esposa le llevó durante sus días de prisionero.

Ante su detención, varios autores y fundaciones culturales de España recogieron firmas y presionaron a la dictadura hasta que Onetti fue puesto en libertad. Debido a esta experiencia, el autor de El pozo, no volvió a sentirse seguro en su país, así que partió a Madrid en 1975 para no regresar jamás.

El reconocimiento tardío

Aunque su exilio afectó su producción narrativa, Onetti fue recibido gratamente en España. Asistió a varios congresos y recibió distinguidos homenajes por su obra. A ésta se le sumaron, después de dos años de silencio, los libros Tan triste como ella y otros cuentos (1976) y Dejemos hablar al viento (1979).

NOTA
En 1980, El Pen Club latinoamericano nominó a Juan Carlos Onetti como candidato al Nobel de Literatura. Sin embargo, su obra fue rechazada por la academia debido a su cariz «depresivo».

Juan Carlos Onetti, que estaba acostumbrado a obtener siempre el segundo lugar, nunca esperó ser condecorado con el Premio Cervantes en 1980. Finalmente, su narrativa obtuvo el merecido reconocimiento y fue incluido, tardíamente, como uno de los autores más representativos del boom latinoamericano.

En sus últimos diez años de vida, Juan Carlos Onetti permaneció recluido en su habitación. Su pierna, afectada por una gangrena, le obligó a permanecer en cama. Allí, comía, bebía whisky, fumaba y escribía. Desde ese lugar desarrolló sus dos últimas novelas: Cuando entonces, publicada en 1987, y,  Cuando ya no importe, en 1993. Un año después de su última publicación, murió un 30 de mayo en una cama de hospital, mientras leía.

Ahora, te invitamos a ver un vídeo en el que se relata con más detalle la influencia de Juan Carlos Onetti en el mundo de la literatura:

Otras biografías recomendadas:

¿La biografía de Juan Carlos Onetti te ha entretenido? Si la respuesta es afirmativa, no dudes en dejarnos un like en Facebook y compartir este artículo con tus amigos y familiares! ✌

¡Hey! Puedes visitar nuestra sección de ➽➽➽ Escritores para enterarte de todos los detalles de la vida de tus literatos favoritos.
Biografía de Juan Carlos Onetti
5 (100%) 5 vote[s]
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*