Saltar al contenido

Biografía de Susan Hayward

Ganadora del Óscar a mejor actriz en el año 1958, Susan Hayward (1917-1975) es considerada por muchos una actriz irrepetible. Con incontables actuaciones destacadas durante los años 40 y 50, su talento fue una inspiración para un sinnúmero de artistas. En la biografía de Susan Hayward te contamos todo sobre la vida de esta cotizada estrella, quien hasta el día de hoy es reconocida por su talento para encarnar los papeles más dramáticos del cine clásico estadounidense. ¡No te la pierdas!

Biografía de Susan Hayward resumen

Con el drama en las venas

Bajo el nombre de Edythe Marrenner, Susan Hayward nació el 30 de junio de 1917, en el distrito de Brooklyn, Nueva York. Era la más joven de los tres hijos de Ellen y Walter Marrenner. Estudió en la primaria Public School 181 y se graduó en la secundaria Girl’s Commercial, en 1935. Se destacó por su actuación en distintas obras escolares, y sus compañeros reconocían su facilidad para encarnar papeles dramáticos.

Tras graduarse, consiguió un trabajo como modelo, pero rápidamente decidió ir a Hollywood para perseguir su carrera en la actuación. Presentó una audición para el cotizado papel de Scarlett O’Hara en la aclamada película Lo que el viento se llevó. A pesar de que no fue seleccionada, un par de cazatalentos de Warner Bros vieron a Susan actuar y decidieron ofrecerle un contrato. Bajo el sello de esta productora, la actriz participaría en algunas películas de bajo presupuesto durante los próximos tres años.

Paramount contrata a Susan Hayward en 1939, ofreciéndole un papel en Beau Geste. A pesar de que era un papel pequeño, compartía libreto con actores de la talla de Gary Cooper y Ray Milland. De nuevo, pasó a interpretar papeles secundarios, esta vez en películas como Los cuatro hijos de Adam, Sis Hopkins y Piratas del mar Caribe.

En 1946, Susan Hayward protagoniza Muerte al amanecer, una película de cine B de los estudios RKO. Sin saberlo, Susan había llamado la atención del director que cambiaría su carrera.

El Óscar de Susan Hayward

Justo después de Muerte al amanecer, el director Walter Wanger le ofrece a Susan un contrato de siete años y la pone como protagonista en Tierra generosa. Aunque el largometraje fue bien recibido, Susan causaría un verdadero impacto en la industria en 1947, cuando protagonizó el segundo film para Wanger: Una mujer destruida. El éxito sería tal que Susan sería nominada al Oscar como mejor actriz, convirtiéndose instantáneamente en una estrella.

TAMBIÉN DEBES SABER...
En 1944, Susan Hayward se casó con Jess Barker, con quien tendría gemelos. La pareja se divorció en 1954 tras 10 años de casados.

Susan fue nominada de nuevo al Óscar por Mi loco corazón (Fiel a tu recuerdo), en 1949, pero tampoco resultaría ganadora. Entre 1951 y 1952, Susan sería estelar en tres películas que fueron un éxito rotundo: David y Betsabé, Las nieves del Kilimanjaro y Con una canción en mi corazón. Ésta última le daría a Susan otra nominación al Óscar, pero fallaría en conseguir la estatuilla nuevamente.

Mañana lloraré le daría a Susan Hayward su cuarta nominación al Óscar, en 1955. Aunque la película fue un éxito de grandes proporciones en todas las taquillas, la actriz no pudo conseguir el premio. Dos años más tarde, se casa con Floyd Eaton Chalkley, con quien se mudaría a Georgia.

Sería su última película para el director Wagner la que le daría a Susan el Óscar: ¡Quiero vivir!. Se proyectó en las salas de cine en 1958, convirtiéndose inmediatamente en un éxito comercial y siendo ampliamente aclamada por la crítica.

La señorita Hayward lo hace de manera magnífica en el escenario. Incluso cuando su papel no es el de un personaje agradable, su actuación merece el más respetuoso aplauso. Bosley Crowther

Sus últimos años

En 1961, Susan protagonizaría El tercer hombre era mujer, junto a Dean Martin. Dos años más tarde, sería estelar en Horas robadas. En 1967, tendría el papel protagonista en Mujeres en Venecia, pero la muerte de su esposo Floyd la haría volver a California y mantenerse lejos del cine debido al luto.

Tras una breve participación en la película Los vengadores, en 1972, la actriz sería diagnosticada con cáncer cerebral. El 14 de marzo de 1975, a los 57 años de edad, Susan Hayward murió en su casa de Beverly Hills. Una estrella con su nombre alumbra el paseo de la fama de Hollywood.

Nos trasladamos hasta el año 1959 para ver a Susan Hayward recoger su Óscar a mejor actriz. ¡Vaya momentazo!:

Otras biografías recomendadas:

Esta biografía de Susan Hayward ha sido un homenaje a una de las mejores actrices del siglo XX. ¿Te apetecería seguir conociendo otras biografías? ¡Haz click en ➽➽➽ Cine!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *