Biografía de Fidel Castro

Figura de odio para muchos y admiración para otros. En esta entrega, se contará la biografía de Fidel Castro, quien fue uno de los dictadores más férreos de la historia de América Latina e incluso del mundo, durante gran parte del siglo XX y XXI. Muy pocos conocen que, a pesar de luchar toda su vida contra el capitalismo, su padre logró alcanzar un gran poderío económico.

Biografía de Fidel Castro resumen 

Fidel Alejandro Castro Ruz conoció el mundo un 13 de agosto de 1926, en la finca de su padre, Ángel Castro, quien tenía un amorío con Lina Ruz González, su madre.

Castro se destacó por su inteligencia desde muy corta edad, motivo por el cual sus padres decidieron enviarlo a Santiago de Cuba para que continuara sus estudios. Allí experimentó el hambre, pese a la gran posición económica de su núcleo familiar, debido a que la encargada de cuidarlo, no tenía suficiente dinero para brindarle una buena alimentación.

En 1945 Fidel Castro culminó sus estudios de secundaria en el Colegio de Belén, ubicado en la ciudad de La Habana, capital de Cuba. Ese mismo año, ingresó en la Universidad de La Habana en donde cursó tres carreras: Derecho, Derecho Diplomático y Ciencias Sociales.

El joven no se destacó por ser un buen estudiante, por el contrario, su paso por la universidad se vio marcado por el absentismo y el poco interés. Tiempo después, pudo graduarse como abogado.

Una luna de miel en el imperio  

Durante la vida de Fidel Castro, las contradicciones iban y venían. Pese a siempre profesar su odio por lo que catalogó como el imperio de los Estados Unidos, tuvo su luna de miel junto a su esposa, Mirta Díaz Baralt, en Nueva York, la ciudad de los rascacielos.

Castro se enamoró profundamente de esta dama de sociedad cubana que estudiaba Letras y Filosofía en la Universidad de La Habana. Nadie podía pensar que el líder de izquierda se rendiría a los pies de la hija de un miembro de la oligarquía isleña ligada con el régimen de Bautista. Su padre era Rafael José Díaz Baralt, quien fue alcalde de la ciudad de Brenes.

El 11 de octubre de 1948, Fidel Castro y Mirta Díaz Baralt contrajeron nupcias, y 11 meses después nació Ángel Fidel, el primogénito de quien sería el dictador más emblemático de Cuba.

NOTA
Pese a ser conocido como un mujeriego, el líder de la Revolución Cubana no volvió a llevar a otra mujer al altar. 

Una intensa guerra 

Desde siempre, Fidel Castro mantuvo una intensa guerra con el dictador Fulgencio Batista, a quien tiempo después sacaría del poder por la vía de la fuerza.

El irreverente joven decidió asaltar los cuarteles Moncada y Carlos Manuel Cépedes, que eran importantes debido a que agrupaban un gran parque de armas que podían servir para el derrocamiento del tirano.

Su intento falló y muchos de los aliados de Fidel Castro fueron capturados por las autoridades, mientras que él pudo escapar a la Sierra Maestra junto a unos pocos hombres. En ese lugar, lo esbirros de la dictadura lo sorprendieron y posteriormente, aprehendieron.

El líder de este grupo rebelde fue acusado por estos hechos y sentenciado a 15 años de prisión. Tras casi dos años en la cárcel, fue liberado gracias a una acción de amnistía general.

Fidel Castro decidió exiliarse en los Estados Unidos, pero finalmente escogió México como el país que le daría cobijo fuera de su hogar.

¡Revolución o nada! 

La obsesión de Fidel Castro de sacar a Batista del poder lo llevó a tomar la decisión de volver a Cuba junto a 82 personas más, que eran miembros del Movimiento 26 de julio y tenían la intención de invadir la isla.

Esta pretensión falló rotundamente debido a que el desembarco se retrasó por dos días, lo que hizo que el Ejército se desplegara en el lugar donde llegarían los rebeldes para sorprenderlos.

NOTA
En ese hecho, sólo sobrevivieron algunas personas, como fue el caso de Ernesto “Che” Guevara, Raúl Castro, Camilo Cienfuegos, Juan Almeida y Fidel Castro, quienes se retiraron a la Sierra Maestra para seguir sus planes conspirativos en contra de la tiranía.

Unos años después, Fidel Castro firmó el Manifiesto de la Sierra Maestra, en donde se comprometía a realizar elecciones libres si lograba derrocar a su gran adversario. Tras alcanzar sus objetivos, se olvidó de esta promesa.

La caída del dictador 

Transcurría el año 1958 cuando Batista envió 17 batallones para combatir al grupo rebelde de Fidel Castro; sin embargo, los denominados revolucionarios tuvieron la victoria frente a la dictadura.

Era un 28 de diciembre como cualquier otro cuando el general Eulogio Cantillo negoció con el grupo de Castro un posible apoyo del Ejército a través de un golpe de Estado, pero él se negó rotundamente porque pensaba que era una estrategia más de Batista. Dos días después, se produjo lo que nadie se esperaba y el gobernante autoritario huyó.

Un año nuevo llegó y el primer día de 1959, Fidel Castro se dirigió a la nación para expresar que por fin serían libres y que los cubanos tendrían una verdadera revolución.

Toda una vida en dictadura 

Después del derrocamiento de la dictadura de Fulgencio Batista, se instaló un Gobierno de transición a cargo de Manuel Urrutia, que ya mostraba su carácter autoritario.

Desde un primer momento, se empezó a juzgar en los tribunales a los que supuestamente fueron aliados de Batista, que fueron condenados a muerte en su mayoría.

Fidel Castro fue nombrado como primer ministro de Cuba el 16 de febrero de 1959, y elegido como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República.

Muy poco tiempo después renunció a su cargo por las diferencias que sostenía con Urrutia, que según su criterio, ponían en riesgo la revolución. Esto generó una máxima exigencia popular para que se reincorporara en el cargo, lo cual forzó la dimisión del primer mandatario nacional de ese entonces.

El 26 de julio de 1959, el nuevo presidente de Cuba, Osvaldo Dorticós, lo vuelve a nombrar como primer ministro.

Estados Unidos: el enemigo principal 

Durante todo el tiempo que duró su dictadura, Fidel Castro vio a los Estados Unidos como su principal enemigo, debido a que la historia de Cuba ha tenido muchas diferencias con las diferentes administraciones de este país.

Los ataques entre ambas naciones iban y venían, por lo que Castro decidió crear un sistema de vigilancia colectiva revolucionaria que, al final, pasó a llamarse los Comité de Defensa de la Revolución, siendo su objetivo neutralizar a los enemigos del régimen.

El bloqueo económico por parte de los Estados Unidos se produjo en 1959, cuando el Gobierno de la nación norteamericana prohibió las exportaciones a la isla, salvo algunos productos como medicinas, suministros médicos y alimentos.

NOTA
3 de enero de 1961 fue la fecha en la que Estados Unidos decidió romper definitivamente las relaciones diplomáticas con la isla caribeña, lo que Castro utilizó como pretexto para seguir echándole la culpa a la nación norteamericana de los problemas del país.

La invasión de Bahía de los Cochinos 

Fidel Castro superó varios atentados en su contra, como fue el caso de la invasión de la Bahía de los Cochinos, que fue una expedición militar estadounidense que buscaba derrocar a la dictadura.

Hasta el momento, Castro nunca había expresado públicamente su corriente ideológica, pero durante un discurso en medio de la invasión señaló que Estados Unidos no le perdonaba que crease una revolución socialista en sus narices.

La invasión fracasó a los pocos días y Fidel Castro anunció al mundo en una intervención televisada que era marxista-leninista y que lo sería hasta el día de su muerte.

Cuatro décadas en el poder 

La dictadura de Fidel Castro siguió por más de cuatro décadas, en donde centenares de cubanos murieron por hambre, mengua o en el profundo mar Caribe tras intentar huir de la isla hacia los Estados Unidos en busca de un futuro mejor, lejos de las penurias, el hostigamiento y la miseria.

Centenares de ciudadanos también perdieron la vida por pensar diferente a los ideales de la denominada Revolución Cubana, que mantuvo a una población sometida y acallada.

Fidel Castro nunca dejó ver algún signo de querer dejar el poder, pero los años y sus enfermedades hicieron que viera en Raúl Castro, su hermano, una oportunidad para continuar el legado dictatorial.

El 31 de julio de 2006, el mayor de los Castro decidió delegar sus responsabilidades a su hermano, mientras se recuperaba de una operación intestinal. Dos años después, decidió renunciar a su cargo de forma definitiva por complicaciones de salud.

En un artículo publicado en el periódico Granma indicó que no aspiraría a ser reelegido como presidente del Consejo de Estado, tras estar 49 años en el poder.

Una muerte esperada 

El 25 de noviembre de 2016 fue una fecha que quedó inmortalizada en la memoria de los cubanos que esperaban fervientemente la muerte del dictador que los mantuvo sometidos durante tanto tiempo. Ésta fue anunciada por Raúl Castro mediante un comunicado oficial transmitido por la Televisión Cubana.

Cubanos exiliados en los Estados Unidos celebraron con música caribeña el fallecimiento del líder de la Revolución Cubana, mientras soñaban con comenzar una nueva etapa en la isla.

NOTA
Los motivos de la muerte del político nunca se dieron a conocer a la luz pública. Rumores aseguraban que tenía cáncer, pero esta información nunca se pudo corroborar.

Tras la muerte de su hermano, Raúl Castro siguió en el poder hasta la llegada de Miguel Díaz Canel a la silla presidencial.

Vamos a conocer curiosidades sobre la vida de Fidel Castro. ¡Alguna no te la creerás!:

Otras biografías recomendadas:

¿Te gustaría leer más notas como la biografía de Fidel Castro? Entrando en la subcategoría de ➽➽➽ Políticos lo podrás hacer.
Compártelo con tus amigos!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*