Saltar al contenido

Biografía de Billo’s Caracas Boys

17 agosto, 2019

Aunque parezca que la Billo’s Caracas Boys es originaria de Venezuela, el país sudamericano sólo fue el lugar de acogida e implementación de lo que sería uno de los estilos musicales más bailables del mundo. No obstante, el verdadero inicio de esta orquesta se remonta a República Dominicana, y a pesar de que después pudo crear un estilo propio, la verdad es que comenzó siendo una copia de otros ritmos. ¡Sigue leyendo esta biografía de la Billo’s Caracas Boys!

Biografía de Billo’s Caracas Boys resumen

Inicios en República Dominicana

Al hablar de la Billo’s Caracas Boys es importante que mencionemos a Billo, su creador. Aunque ése era su seudónimo, el verdadero nombre de este músico fue Luis María Frómeta, y llegó al mundo en la capital de República Dominicana, Santo Domingo, el 15 de noviembre de 1915. Fue en este lugar donde pasó los primeros años de su infancia, pero su formación musical llegaría poco tiempo después.

Para ser más específicos, comenzó en San Francisco de Macorís, otra localidad de República Dominicana. Después de mudarse desde Santo Domingo, cursó sus estudios primarios y descubrió que le apasionaba, de manera particular, una de sus materias obligatorias: la música.

DATO CURIOSO
Luis María Frómeta aprendió, durante ese tiempo, sobre la lectura de las partituras, las teorías musicales, a tocar el saxofón, el clarinete y otros aspectos sobre la armonía y la composición. 

La primera experiencia de Billo dirigiendo fue con la banda de los bomberos de Trujillo, una ciudad de República Dominicana. Con ellos el naciente músico pudo probar sus habilidades en la dirección de orquestas, las cuales le servirían para dar el paso de crear una propia. Se trató de Santo Domingo Jazz Band, la cual estuvo compuesta por el maestro Billo, Freddy Coronado y Ernesto Chapuseaux.

El estilo musical de la orquesta, según las palabras del propio Billo, no era más que una copia de la Orquesta de Rafael Muñoz, originaria de Puerto Rico, y la de Casino de la Playa, proveniente de Cuba. De no haber emprendido un viaje hacia Venezuela, posiblemente la Santo Domingo Jazz Band no hubiese surgido.

La Billo’s Caracas Boys en Venezuela

El 26 de diciembre de 1937, Billo, junto a los compañeros anteriormente mencionados, emprendió un viaje a un país sudamericano que prometía darle un mejor escenario a su recién iniciado proyecto musical. Se trató de Venezuela, y después de unos cuantos días comiendo sólo pan, naranjas y queso en una embarcación sin mayores lujos, los músicos llegaron el 31 de diciembre del año que ya estaba por terminar.

Una vez que llegaron, los dueños de un local llamado Roof Garden en Caracas, la capital venezolana, los recibieron para que dieran su primera presentación en vísperas del Año Nuevo. Para darle un mejor nombre a la orquesta, los hermanos Sabal, fundadores del lugar donde trabajarían, decidieron que Billo’s Happy Boys sería el título de los dominicanos de ahí en adelante.

En aquel momento los medios de comunicación no eran el espacio más adecuado para difundir talentos, por lo que Billo’s Happy Boys siguió presentándose en el Roof Garden. Como se trataba de uno de los lugares más prestigiosos de Caracas, a cada músico se le pagaba una suma de 73 bolívares, lo cual no estaba mal para haber llegado hace poco tiempo. Todo marchaba bien hasta que el maestro Billo sufrió un percance.

¡ESTO TE SORPRENDERÁ!
En el año 1939 Billo contrajo tifus, una enfermedad difícil de curar en aquella época. Los médicos le dieron un pronóstico devastador, por lo que la orquesta tuvo que ser disuelta para esperar lo peor. 

Sin embargo, los únicos embates de la enfermedad que sufrió el maestro dominicano fue la pérdida del cabello y algo de peso. Pocos meses después, volvió a la palestra pública y se consolidó cuando comenzó la década de los 40. Además, su orquesta pasó a llamarse la Billo’s Caracas Boys, adoptando una venezolanidad a la que no renunciaría nunca.

Consolidación de la orquesta

A partir de los años 40, la fama y el éxito de la Billo’s Caracas Boys no se detendrían; al contrario, subirían como la espuma. En esta nueva etapa artística de la banda, se integrarían otros talentos como Kuroky Sánchez en el canto, César Espín en el bolero y Freddy Coronado en el violín y el saxofón. Durante ese tiempo, y después de terminar su contrato con el Roof Garden, los músicos participaron activamente en la alta sociedad de Caracas.

Para ser más específicos, los músicos de la Billo’s Caracas Boys eran los invitados especiales de las inauguraciones de locales prestigiosos en la capital venezolana. Además, se presentaron en diversos programas de televisión del país sudamericano, y su estilo guarachero los hicieron imprescindibles en cualquier fiesta de la alta sociedad.

No obstante, toda esta fama se vio momentáneamente interrumpida por las arremetidas provenientes por el gobierno venezolano después de la caída de Marcos Pérez Jiménez en el 1958. Las medidas fueron tan extremas, que se le prohibió al maestro y a su orquesta cantar en Venezuela, obligándolos a marcharse a Cuba para seguir con su carrera artística.

Pero este alejamiento no duró mucho, y en mayo de 1960 la Billo’s Caracas Boys regresa a Venezuela por todo lo alto. Desde ese momento fueron muchos los vocalistas que pasaron por las filas de esta famosa orquesta, entre los cuales podemos destacar a Rafa Galindo, Felipe Pirela, José Luis Rodríguez, Memo Morales, Abel García, José «Cheo» García, Erick Francheski y José Luis Sulbarán.

Por su parte, las producciones de discos no se detuvieron después de la muerte del maestro Billo, la cual sucedió el 5 de mayo de 1988, cuando el maestro tenía unos 72 años. Casi una centena de discos hacen que el legado musical de la Billo’s Caracas Boys sea imborrable de la memoria pública, a lo que se le suma una popularidad que no está en tela de juicio.

¡Disfruta de una de las canciones más sonadas de Billo’s Caracas Boys!:

Otras biografías recomendadas:

¿La biografía de Billo’s Caracas Boys te ha emocionado? Quizá también te resulten interesantes otras ➽➽➽ biografías de grupos musicales de nuestro repertorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *