Biografía de Ismael Rivera

Ismael Rivera (1931-1987) fue un hombre que luchó contra todas las dificultades para dedicarse a lo que amaba, y fue poseedor de un impresionante talento y creador de ritmos frescos, únicos y originales. Casi todos los años de su vida los dedicó a la salsa y dejó como legado algunos de los clásicos más recordados y disfrutados de la historia. Acompáñanos a conocer la historia de este sonero en la biografía de Ismael Rivera.

Biografía de Ismael García resumen

Trabajador y parrandero

Ismael García nació en San Mateo de Cangrejos, Santurce (Puerto Rico) el 5 de octubre de 1931. Fue conocido en el mundo de la salsa como «Maelo» y «Sonero Mayor». Este reconocido salsero es hijo de Luis Rivera Esquilíne, quien se dedicaba a la carpintería, y de Margarita Rivera García, encargada únicamente de las tareas del hogar. Tuvo cuatro hermanos menores, su familia era humilde y de pocos recursos, por lo que debió trabajar desde muy joven.

Desde que era pequeño se le vio muy a gusto creando diferentes ritmos y melodías con palos y latas que iba encontrando en el camino. Sin embargo, se vio en la necesidad de dejar los estudios y trabajar para poder sostener a su familia. A sus 16 años ya comenzaba a laborar como albañil, aunque su pasión y pequeño placer que podía permitirse eran las fiestas y parrandones de su comunidad en las que solía tocar.

En una de estas parrandas conoció a Rafael Cortijo, quien posteriormente se convertiría en su compadre y amigo, y formarían parte, en 1948, del Conjunto de Monterrey. Rafael tocaba como bongosero e Ismael como conguero, aunque su verdadero interés estaba en cantar. A pesar de que no ganaba tanto como en su trabajo como albañil, Ismael decidió permanecer donde su corazón le decía, en el mundo de la música.

Sin embargo, en 1952 tuvo que cesar sus actividades en la música y prestar servicio militar en Estados Unidos. A su regreso Cortijo le consiguió una oportunidad de trabajo en lo que se convertiría en su boleto a la fama, La Orquesta Panamericana de Lito Peña. Con esta agrupación grabó un par de éxitos, entre ellos Charlatán, el tema más importante y el cual le permitió darse a conocer en todo Puerto Rico.

Camino a la cima

En 1954 vuelve a juntarse con su compadre Rafael Cortijo e inician una excelente carrera musical. El Combo de Cortijo fue el nombre que recibió la agrupación, en la cual Ismael fue el vocalista. Así, produjeron una serie de exitosas canciones, como El bombón de ElenaQuítate de la vía perico, Yo soy del campo, entre muchas otras. Este grupo llegó a ser muy popular y solicitado para presentarse en lugares lujosos e importantes de Estados Unidos.

Ya para finales de los 50, El Combo de Cortijo había puesto de moda su estilo musical folclórico y la tradicional bomba y la plena. Muchos de los puertorriqueños residenciados en Estados Unidos podían sentirse como en casa en cada una de sus presentaciones.

DATO CURIOSO
Además de su excelente trabajo como cantante, Ismael Rivera fue también un talentoso compositor; tuvo en su haber temas como El que no sufre no vive, La cumbita y Besito de coco.

En 1959, El Combo de Cortijo participó en la película Calipso, lo que le permitió explorar una nueva faceta. En 1961 grabó Moliendo café, del venezolano Hugo Blanco convirtiéndose ésta en una de sus mejores interpretaciones hasta la fecha.

Sin embargo, no todo fue color de rosas para Ismael Rivera. En el año de 1962 se vio obligado a pagar 4 años de cárcel en la prisión de Kentucky por el cargo de posesión de drogas. El famoso tema de Bobby Capó, titulado Las tumbas, estuvo inspirado en este hecho, por la forma en la que estaba construida la prisión.

Al salir de la cárcel creó su propio grupo llamado Los Cachimbos, con el que decidió experimentar nuevos ritmos y rodearse de otros grandes artistas. Lograron en poco tiempo un gran impacto en el mundo de la salsa, con temas que se convertirían en grandes clásicos como Mi negrita me espera y Dime por qué.

Últimos años de Ismael Rivera

Sin embargo, estos no fueron los únicos temas exitosos de la agrupación. Los Cachimbos lograron una cantidad considerable de hits uno tras otro, y se convirtieron en dueños de los escenarios más importantes de la época en Estados Unidos y Puerto Rico. Entre los éxitos de la banda se encuentran La gata montesa, San Miguel Arcángel, Maña maña, entre otros.

En 1971 grabó junto a Kako y su trabuco el tema Lo último en la avenida. Esta canción fue muy popular y bastante sonada durante la década de los 70. Posteriormente grabó bajo el sello de Fania All-Stars y se convirtió rápidamente en el cantante mejor pagado de dicha disquera, superado únicamente por la inmortal Celia Cruz. Incluso produjo un tema a dúo con la mencionada salsera: Cúcala.

En 1974 se celebró un histórico reencuentro entre los exintegrantes de El Conjunto de Cortijo. Tocaron sus más grandes éxitos y temas como Ellos se juntan, Perfume de rosa de Rafael Ortiz y El negro bembón de Bobby Capó. Esta sería la última vez que pudiera compartir escenario con Rafael Cortijo, pues éste murió un par de años después debido al cáncer que padecía.

La muerte de Rafael Cortijo supuso un fuerte impacto para Ismael, al punto de que perdió la voz por unos días. Ismael García murió con 55 años de un infarto, días antes del homenaje pautado para Rafael Cortijo. Sin duda, un día lamentable para el mundo de la salsa.

¡Ponte de pie y baila al ritmo de El nazareno!:

Otras biografías recomendadas:

Si la biografía de Ismael Rivera te ha hecho volver a escuchar sus mejores clásicos, entonces seguramente te encantará conocer sobre otros salseros en la categoría de ➽➽➽ Biografías: Músicos.
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*