Biografía de Bette Davis

Bette Davis (1908-1989) fue una actriz estadounidense que revolucionó la industria cinematográfica al convertirse en la primera mujer al frente de la presidencia de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos. Nominada a 11 Óscar, esta artista se convirtió en un hito hollywoodense, pese a sus problemas personales. Si quieres conocer sus desgracias, miedos, frustraciones, éxitos y sueños, sólo debes quedarte para disfrutar de la biografía de Bette Davis. ¡Valdrá la pena!

Biografía de Bette Davis resumen

En busca de un sueño

El 5 de abril de 1908, nació Ruth Elizabeth Davis, una actriz estadounidense que todo el mundo conocería bajo su nombre artístico, Bette Davis. Su infancia fue bastante complicada, debido a que sus padres decidieron separarse cuando todavía era pequeña, razón por la que fue enviada, junto a su hermana, a un internado.

Pese a haber crecido dentro de una sociedad conservadora, Bette siempre supo que quería ser actriz. Este deseo se intensificó más cuando vio El pato silvestre, cuya protagonista era nadie menos que Peg Entwistle, estrella británica que le inspiró a perseguir su sueño de convertirse en una gran intérprete.

A partir de ese momento, Bette empezó a prepararse para abrirse un camino dentro de la industria del entretenimiento. Tras haber estudiado danza y ser aceptada dentro de una pequeña compañía teatral, la entonces joven debutó en Broadway con la obra Broken Dishes, la cual le dio la oportunidad de ser vista por un cazatalentos que la convenció de trasladarse a la ciudad de Los Ángeles.

Bette Davis despojándose de sus miedos

Bette Davis viajó a Hollywood decidida a ser una gran actriz, sin esperar el duro camino que le tocaría. En su primera prueba ante las cámaras, la chica de un pequeño pueblo de Massachusetts tuvo que besar a cientos de hombres, lo cual resultó bastante incómodo para ella.

Nota
A sus 25 años de edad, Bette Davis todavía era virgen y nunca había besado a nadie. Por esta razón, ser sensual y convincente con un hombre le resultaba bastante difícil.

Tras una serie de rechazos, la novel actriz obtuvo su primer papel dentro del cine con Mala hermana, largometraje que no tuvo ningún tipo de éxito. Otros filmes como La casa del infierno, La amenaza y La oculta providencia, tampoco tuvieron una buena recepción comercial, pero ésto no desanimó a la artista, por el contrario, la hizo trabajar con mayor fuerza e ímpetu.

Por esta época, Bette se casó con el poco conocido músico, Ham Nelson, a quien conoció mientras ambos eran unos jóvenes estudiantes en la despiadada ciudad de Nueva York. Durante este matrimonio, la actriz tuvo una serie de abortos; el primero fue porque su marido le indicó que no era bueno tenerlo en ese momento de su carrera (algunos señalan que él estaba avergonzado porque no ganaba la suficiente cantidad de dinero para mantenerlo).

¡Nació una estrella!

Todo cambió para Bette Davis con la llegada de Cautivo del Deseo, película que la catapultó a la fama en su país natal. En ésta interpretó a Mildred Rogers, una camarera muy atractiva —aunque analfabeta— que llama la atención de Philip Carey, un artista que se obsesiona con ella.

Por su magistral interpretación de Mildred, la joven actriz recibió su primera nominación a los Premios de la Academia, reconocimiento que finalmente recibió Claudette Colbert por su participación en Sucedió una noche.

Pese a que había cumplido su sueño, no todos estaban felices con ésto, sobre todo su esposo, quien no podía soportar el hecho de que ella ganara el doble que él. La situación en su hogar le trajo una profunda infelicidad, pero ni la prensa ni sus fans estaban al tanto de ésto, debido a que siempre se mostraba sonriente ante las cámaras.

Tras el éxito obtenido, Bette hizo de una actriz perturbada en Peligrosa, filme que recibió muy buenos comentarios por parte de la prensa especializada. Sin esperarlo, la artista recibió su segunda nominación al Óscar, el cual ganó durante la ceremonia de premiación de 1935.

Bette Davis y Warner Bros

Bette Davis tuvo una serie de problemas legales con Warner, debido a que decidió huir a Canadá en busca de mejores oportunidades laborales. La compañía la demandó y ella tuvo que regresar a Los Ángeles para enfrentarse a la justicia, la cual dictaminó que tendría que seguir trabajando para ésta hasta que su contrato acabase.

De vuelta a los Estados Unidos, la intérprete personificó a una prostituta en La mujer marcada, película por la que obtuvo la Copa Volpi del Festival de Cine de Venecia. Tiempo después, comenzó las grabaciones de Jezabel, cinta en la que conoció al director suizo-alemán William Wyler, con quien empezó una relación amorosa.

Bette no tenía ni 30 años de edad cuando recibió su segunda estatuilla dorada, gracias a su magistral participación en Jezabel, donde realizó el personaje de Julie Marsden, una joven que intenta darle celos a su prometido al escoger un sensual y prohibido vestido rojo para un baile de presentación.

A pesar que todo marchaba bien profesionalmente, no ocurría lo mismo en su vida personal. Tras un matrimonio infeliz, Ham Nelson decidió solicitar el divorcio de su reconocida esposa, tras indicar que ésta le era infiel. Al comprobar tal afirmación, una corte de Nueva York le concedió la separación.

NOTA
Bette salió con varios hombres, pero su verdadero amor siempre fue Wyler. El director le envió una carta en donde le profesaba su profundo amor y le indicaba que quería casarse con ella, pero la actriz nunca la quiso leer. Cuando lo hizo, el cineasta estaba frente al altar con otra mujer, hecho que la llenó de una profunda tristeza.

Después de perder la oportunidad de casarse con el amor de su vida, Bette Davis actuó para Amarga Victoria, película en la que encarnó a Judith Traherne, una joven adinerada que se tendrá que enfrentar a la noticia de que padece un tumor cerebral. Su actuación le valió una nominación al Premio de la Academia, pero en esta ocasión se fue a su casa con las manos vacías.

Bette Davis: entre las favoritas de Hollywood

La actriz realizó su primera cinta a color en La vida privada de Elizabeth y Essex, filme que resultó ser un gran éxito comercial en los Estados Unidos. Tras terminar el rodaje de esta cinta, Bette comenzó a actuar en La Carta, largometraje que es considerado como uno de los mejores de la época.

Su belleza llamó la atención del también actor George Brent, quien le pidió matrimonio. Sin embargo, la estrella rechazó la propuesta debido a que estaba profundamente enamorada de otro hombre, Arthur Farnsworth, quien fue el responsable de llevarla al altar por segunda vez.

Bette rompió todos los paradigmas de la época al convertirse en la primera mujer a cargo de la Academia de Artes Ciencias Cinematográficas, cargo que no ocuparía por mucho tiempo a causa de su mal carácter. La actriz fue sustituida por su enemigo número uno: Walter Wanger, dueño de la compañía a la que había sido obligada a trabajar tras perder una demanda impuesta en su contra.

Sus siguientes proyectos cinematográficos fueron Adorables Estrellas, Vieja Amistad y Vigilancia en el Rhin, las cuales tuvieron una mediana recepción comercial en los Estados Unidos.

Inesperadamente, la tragedia tocó la puerta de su vida. Un agosto como cualquier otro, su esposo se desmayó mientras caminaba por una calle de la ciudad de Los Ángeles, muriendo apenas dos días después de lo sucedido. Una semana después, Bette siguió con las grabaciones de su próximo proyecto cinematográfico, El señor Skeffington, por el que recibió una nueva nominación a los Premios de la Academia en la categoría de mejor actriz.

Por esta época, Davis tuvo a su primera hija, Barbara Davis Hyman, fruto de su relación con el reconocido artista, William Grant Sherry. La infancia de la pequeña fue muy difícil debido a que su madre era alcohólica y amenazaba con suicidarse frente a ella, según lo indicado por ella en el libro El guardián de mi madre.

Después de su permiso por maternidad, la actriz participó en Reunión de Invierno, el cual tuvo un rotundo fracaso en taquilla debido al mal carácter de la estrella, quien no estaba conforme con la producción de la película.

A pesar de su mal comportamiento, Bette Davis se convirtió en la mujer mejor pagada del país al recibir más de un millón de dólares a la semana por parte de Warner. Por este motivo, empezó a ser más cuidadosa con la elección de sus personajes, ya que no cualquiera podía estar a la altura de ella.

La intérprete volvió a la cúspide del éxito con Eva al desnudo, filme por el que fue nuevamente candidata a llevarse el Óscar como mejor actriz, pero pese a que todos pensaban que ella iba a ser la ganadora, se fue a su casa con las manos vacías.

La inconformidad de Bette con su matrimonio con William Grant Sherry hizo que decidiera divorciarse para casarse con su nuevo amor, Gary Merrill, quien adoptó a la primera hija de la actriz. Poco tiempo después de casarse, la pareja adoptó a una niña, a la cual decidieron bautizar como Margot.

Su exitosa carrera iba en picada, pese a que fue merecedora de una nueva nominación a los Premios de la Academia en la categoría de mejor actriz por su participación en La Estrella. A pesar de los problemas, la artista decidió adoptar a un tercer niño, Michael, quien viviría junto a sus hermanos en un entorno disfuncional.

El éxito después del fracaso

Después de una serie de fracasos, Bette Davis pudo reivindicarse con la llegada de ¿Qué fue de Baby Jane?, cinta en la que se desprendió de su elegancia y belleza para encarnar a una mujer alcohólica que envidia a su famosa hermana. Por este proyecto, la intérprete recibió una nominación a los Óscar, estatuilla que finalmente no se llevó a su casa.

Después de este personaje, la artista prestó su talento para producciones como ¿A dónde fue el amor?, Un gángster para un milagro, The Case of Constant Doyle, Canción de cuna para un cadáver, El Aniversario y A merced del Odio, las cuales no contaron con el mismo éxito de sus antecesoras.

Nota
Bette se convirtió en la primera mujer en ganar el Premio a la Trayectoria Artística del Instituto Americano de Cine.

Tras ser la chica favorita de Hollywood, Bette tuvo que aceptar roles secundarios en proyectos como La desaparición de Aimee y Pesadilla Diabólica, que no tuvieron el apoyo del público estadounidense.

Una despiadada enfermedad

En sus últimos años de vida, Bette Davis tuvo que enfrentarse a un despiadado cáncer de mama, además de cuatro accidentes cardiovasculares que le causaron una parálisis facial, razón por la que se le dificultaba hablar.

Durante la ceremonia de premiación de los American Cinema, la célebre actriz se desmayó. Ésto hizo que fuera llevada de emergencia a un hospital, donde los médicos le indicaron que el cáncer había reincidido.

Pese a la situación, Bette viajó a Francia, donde murió el 6 de octubre de 1989, a sus 81 años de edad. Sus restos fueron repatriados a Estados Unidos, para ser enterrados en el cementerio de Forest Lawn, ubicado en Hollywood Hills.

Si deseas conocer con mayor detalle los factores que la inspiraron a estudiar actuación, no te pierdas el siguiente vídeo:

Otras biografías recomendadas:

Esperamos que hayas disfrutado la biografía de Bette Davis tanto como nosotros, ¡no te olvides de dejarnos un like y compartir este artículo con tus amigos y familiares! ✌

Seguro que también te lo pasas increíble leyendo la biografía de otras ➽➽➽ Estrellas del cine y la televisión.
Biografía de Bette Davis
5 (100%) 5 vote[s]
(Visited 13 times, 1 visits today)
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*