Biografía de Joaquín Sabina

Sus prosas han conseguido cautivarnos. Su talento lo ha consagrado como uno de los cantantes españoles más afamados de todos los tiempos. Si has tarareado sus letras, seguro que no querrás perderte la biografía de Joaquín Sabina. 

Biografía de Joaquín Sabina resumen

El niño que comenzó a escribir poemas 

Joaquín Ramón Martínez Sabina vino al mundo el 12 de febrero de 1949 en la localidad de Úbeda, la cual está ubicada en la provincia de Jaén. Fue el segundo hijo de Jerónimo Martínez Gallego, un inspector de policía, y Adela Sabina del Campo.

A la edad de 14 años, Joaquín Sabina empezó a escribir poemas y canciones. En esa misma época, formó una banda musical denominada Merry Youngs, la cual se dedicaba a versionar temas de Chuck Berry y Elvis Presley, entre otros cantantes.

El exilio de Joaquín Sabina 

Joaquín Sabina siempre tuvo una muy marcada ideología de izquierdas. Durante sus años de juventud, se unió a grupos políticos que estaban en contra del Gobierno de Franco.

Los cuerpos policiales tenían la orden de capturar a Sabina, lo cual llevó al artista a exiliarse en París, para después trasladarse a Londres.

El cantante logró obtener asilo político por parte del Gobierno británico, para impedir que lo condenaran a muerte en España.

Durante su estadía en Londres, Joaquín Sabina dio cobijo a muchos miembros del grupo terrorista ETA. Muchos años después, se arrepintió de su cercanía con la banda terrorista.

NOTA
Joaquín Sabina describió a los miembros de ETA como una gente encantadora a la que les gustaba pegar tiros. 

En sus años de exilio, montó varias obras teatrales que generaron mucha polémica, como La excepción de la regla y El cepillo de dientes. También cantó en el metro, cafés y restaurantes, para así poder sobrevivir a una de las ciudades más caras del mundo.

De vuelta a España 

Una vez murió Franco, el cantautor pudo finalmente volver a España. A su retorno, trabajó en el periódico Última Hora, en donde realizaba pequeños artículos.

En 1979, el cantante publicó su primer álbum de estudio: Inventario. Al año siguiente lanzó al mercado Malas Compañías, disco en el cual encontramos canciones como Calle Melancolía, ¡Qué demasio! y, por supuesto, su mítico Pongamos que hablo de Madrid.

El intérprete no dejó de trabajar, y en 1981 sacó su tercer álbum de estudio llamado La mandrágoradisco que grabó en conjunto con Pérez y Krahe.

En la década de los 80 fue parte de Ramilletes de Virtudes, una banda con la que grabó Ruleta Rusa, disco que se publicó en 1984.

El cantante comenzó a trabajar con la banda Viceversa, con la cual realizó el álbum Juez y Parte, además de Joaquín Sabina y viceversa en directo. 

La llegada del éxito 

El éxito musical de Joaquín Sabina llegó en 1987, con la publicación de su álbum Hotel Dulce Hotel. Al año siguiente, editó El hombre del traje gris, trabajo que lo llevó a hacer una multitudinaria gira alrededor de América Latina.

En los años 90, el intérprete realizó otros álbumes como Mentiras Piadosas y Física y Química. El último trabajo discográfico logró vender más de un millón de copias.

Durante el transcurso de 1996, Joaquín Sabina lanzó al mercado musical Yo, mí, me, contigo, disco que contiene el tema Y sin embargo, uno de los favoritos del cantante.

En 1998, el intérprete publicó Enemigos Íntimosdisco que tuvo un éxito considerable a nivel internacional.

Un año después, el cantautor sacó al mercado 19 días y 500 noches, trabajo que lo hizo merecedor de cuatro Premios de la Música de la Sociedad General de Autores de España. 

Al borde de la muerte 

Joaquín Sabina sufrió un infarto cerebral, que puso su vida en peligro. El artista logró recuperarse sin graves lesiones, pero el incidente lo hizo caer en una profunda depresión.

Pese a la dura situación, el cantante siguió trabajando y, en el año 2002, sacó su nuevo álbum de estudio: Dímelo en la Calle.

En el año 2003, lanzó su disco doble Diario de un peatón, en el que figura el tema La canción más hermosa del mundo.

Joaquín Sabina compuso La Rubia de la Cuarta Fila, sencillo que fue incluido en la película Amor a lo Bestia. El tema lo hizo merecedor de una nominación a los Premios Goya en la categoría de Mejor Canción Original.

Un cantante que también es escritor 

En el año 2005, Joaquín Sabina publicó el disco Alivio de luto, el cual lo ayudó a salir de la depresión. Ese mismo año salió al mercado Con Buena Letra 2, libro en donde recopiló las letras de todas sus canciones.

NOTA
Joaquín Sabina también colaboró con la revista Interviú, en donde plasmaba todos sus sonetos.

Dos años después, el cantante compuso la banda sonora de la película Un mundo para Julius, la cual estaba basada en una novela de Alfredo Bryce Echenique.

En noviembre de 2009, el intérprete publicó Vinagre y Rosas, su decimoquinto álbum de estudio.

Joaquín Sabina publicó su libro Muy Personal en el año 2013. Éste incluía letras de canciones inconclusas, gran parte de sus poemas y obras de arte plástico realizadas por el intérprete.

A mediados del 2017, el cantante estrenó Lo Niego Todo, álbum que contiene canciones como No tan Deprisa, Postdata, Sin Pena ni Gloria y Por delicadeza. 

Ahora puedes disfrutar de uno de los grandes temas de Joaquín Sabina:

Otras biografías recomendadas:

Para ayudarnos con el blog, te pediría que compartas este artículo de la biografía de Joaquín Sabina en las redes. Asimismo, si quieres leer más posts, tienes la categoría de ➽➽➽ Músicos.
Compártelo con tus amigos!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*