Biografía de Paul Walker

Paul Walker (1973-2013) fue un actor estadounidense, considerado como uno de los más queridos por el público. Todos lo recuerdan como el entrañable Brian O’Conner, dentro de la saga Fast & Furious. En la biografía de Paul Walker sabrás los obstáculos que tuvo que superar para llegar a robarse el corazón de cada uno de nosotros.

Biografía de Paul Walker resumen 

Paul Walker nunca imaginó que sería actor, tras licenciarse como biólogo marino en una universidad comunitaria de California.

Paul creció en una familia mormona integrada por sus padres, Cheryl Crabtree y Paul William Walker III, y sus hermanos, Cody, Caleb, Amie y Ashlie.

NOTA
El padre y el abuelo de Paul Walker fueron boxeadores. Su padre ganó dos veces el Guante de Oro.

De modelo a actor 

Paul Walker comenzó a trabajar como modelo en pequeños comerciales; de esta forma pagaba sus estudios universitarios.

Anteriormente había trabajado en series como Who’s the Boss?, Programmed to Kill, The Boys Are Back, Monster in the Closet, Tammy and the T-Rex Touched By an Angel. 

Su debut en el cine se dio con Pleasantville (1998), donde hizo el papel de un basquebolista que se enamora fervientemente de la protagonista, sin saber que ella sólo lo quiere para un juego.

En 1999 participó en Alguien como tú, comedia en la que compartió los créditos con Rachael Leigh Cook y Freddie Prinze Jr. Ese mismo año participó en Brokedown Palace, película que tuvo buena recepción dentro del público estadounidense.

Fast & Furious: el éxito de Paul Walker 

El éxito tocó la puerta de Paul Walker con Fast & Furious (2001), película que lo llevaría al reconocimiento mundial. El actor fue elegido para interpretar a Brian O’Conner, un agente encubierto del FBI, que empieza a participar en carreras ilegales de autos tras enamorarse de Mia Toretto.

NOTA
Paul Walker es recordado por sus compañeros de trabajo como un chico simpático, cariñoso y carismático. Durante los rodajes de las películas, cantaba y bailaba para hacer reír al elenco.

Fast & Furious se convirtió en un gran éxito comercial, razón por la que se realizaron varias secuelas en las que se narran las vivencias de los personajes más emblemáticos: Toretto, Brian, Mia, Letty, Luke y Elena.

A la par de Rápidos y Furiosos, Paul Walker realizó varios personajes en películas menos conocidas como Joy Ride (2001), Life Makes Sense If You’re Famous (2002), Timeline (2003), Noel (2004), Inmersión letal (2005), La prueba del crimen (2006), Bobby Z (2007), Proyecto Lazarus (2008), Ladrones (2010) y La Fortaleza (2014). 

Su vida lejos de las cámaras 

Paul Walker tuvo una breve relación con Rebecca Soteros, madre de Meadow, su única hija. La niña vivió con su madre durante sus primeros 13 años de vida, hasta que el actor tuvo la custodia completa de ella.

NOTA
Meadow recibió una herencia de más de 25 millones de dólares, tras la inesperada muerte de su padre.

Entre las aficiones del intérprete se encontraban: las artes marciales, la biología marina y los autos, pasatiempos que practicaba con regularidad.

Su trágica muerte 

Los fans de Fast & Furious tuvieron que vivir una trágica escena. No se trataba de una historia de ficción, sino de la vida real: Paul Walker había muerto.

Era el 30 de noviembre del 2013 cuando Paul Walker salió con su amigo, Roger Rodas, quien conducía el Porsche rojo en el que ambos perderían la vida.

Rodas perdió el control del vehículo en la calle Hércules. de la localidad de Valencia, California, a eso de las tres de la tarde. Un informe forense indicó que el conductor iba a una excesiva velocidad, razón por la que no pudo frenar y evitar que el vehículo entrara en llamas.

El cuerpo de Paul Walker fue incinerado en el cementerio de Forest Lawn, ubicado en Beverlly Hills. Sus restos descansan en el mismo lugar.

Tiempo después, su hija Meadow demandó a Porsche al considerar que eran los responsables de la muerte de su padre. Esta demanda se resolvió tras un acuerdo entre el fabricante alemán y la única heredera de Walker.

Otro problema legal se originó dentro de la familia Walker. Esta vez se trataba de una demanda por la custodia de Meadow, que vivió con su madre tras el fallecimiento del actor. Su abuela paterna, Cheryl, argumentó que Rebecca Soteros no estaba en condiciones de cuidar a la pequeña por problemas de alcoholismo.

Un tribunal de la ciudad de Los Ángeles desestimó la demanda de la madre de Paul Walker, por lo que Meadow regresó a vivir con Rebecca.

En este vídeo podrás conocer más detalles de la trágica fecha en la que Paul Walker perdió la vida:

Otras biografías recomendadas:

Gracias por haber compartido este rato con nosotros leyendo la biografía de Paul Walker. Encuentra más notas de actores en el apartado ➽➽➽ Cine & Televisión.
(Visited 400 times, 1 visits today)
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*