Saltar al contenido

Biografía de Putin

Bien sea que lo conozcas por sus polémicas estrategias políticas, o por los misterios que rondan sus períodos presidenciales, Vladímir Putin (7 de octubre de 1952) es, sin duda alguna, un personaje imposible de ignorar. Sus críticas sociales, posturas religiosas y amistades con políticos como Hugo Chávez y Fidel Castro, han desencadenado feroces encuentros con gobiernos de distintas partes del mundo. Al leer la biografía de Putin podremos acercarnos un poco más hacia las maneras y costumbres políticas rusas. ¡Acompáñanos!

Biografía de Putin resumen

De un hogar humilde

Vladímir Vladímirovich Putin nació el 7 de octubre de 1952 en la ciudad de Leningrado —actual San Petersburgo—, Rusia. Los orígenes de Putin son bastante humildes. Sus padres pertenecían a la clase social obrera rusa; ambos trabajaban en fábricas. Debido a esto, el ruso vivió una niñez muy alejada de los lujos. Sin embargo, Putin siempre soñó con ser un hombre de poder y comodidades económicas.

¿SABÍAS QUE...?
La vida de Putin estuvo marcada por una serie de tragedias. Éste era el menor de tres hermanos, pero fue criado como hijo único tras el fatal fallecimiento de sus dos hermanos mayores. El primero de ellos murió al poco tiempo de nacer, y el segundo sufrió serias complicaciones tras padecer de difteria durante los tiempos convulsos entre Alemania y Rusia en 1941.

Responsable, atento y bastante callado, Putin poco a poco fue venciendo las adversidades que la vida le puso de pequeño. A pesar de su condición económica, Vladímir Putin culminó sus estudios con honores, y pasó a estudiar derecho en la Universidad Estatal de San Petersburgo. Durante sus estudios universitarios, el ruso dedicó su tesis de grado a las políticas exteriores de Estados Unidos; pocos se imaginarían que este país se convertiría en uno de sus principales enemigos años más tarde.

¿Político o espía?

A pesar de haberse graduado como abogado, el primer trabajo de Putin fue como agente de la KGB, la mayor fuerza de seguridad en Rusia. Existen muchos rumores entorno a las labores de la KGB. Para algunos expertos en materia de seguridad, este órgano manejaba las tácticas de espionaje más escurridizas del continente, y éstas se sintieron como nunca durante los años del muro de Berlín. Putin precisamente trabajó como agente en Alemania en aquellos días de conflictos políticos y sociales.

El formar parte de la KGB no sólo le brindó a Putin una educación perniciosa en temas de espionaje, sino que además lo ayudó a forjarse políticamente. En sus años como espía, Putin conoció a Anatoli Sobchak, un respetado político ruso. Cuando Sobchack se convirtió en el primer alcalde de la ciudad de San Petersburgo en 1991, éste no dudó en asignarle a Putin el puesto de presidente del comité de relaciones exteriores de la ciudad.

Este trabajo le abrió todas las puertas a Putin en su país. Para los años siguientes, el ruso trabajó como jefe de varias campañas electorales tanto en San Petersburgo como en Moscú. En la capital, Putin se hizo muy cercano a las políticas de Boris Yeltsin, quien para la época era presidente del país. Su amistad con Yeltsin le permitió cargos políticos importantes, uno de ellos fue el de primer vicejefe de la presidencia en 1998.

Putin: un estratega sigiloso

La persistencia política de Putin dio sus frutos en 1999 cuando Boris Yeltsin lo nombró primer ministro de la Federación de Rusia. En este cargo, Putin inició la segunda guerra chechena tras la invasión de Daguestán por parte de Chechenia. Esta estrategia militar dejaría muy clara la visión bélica de Vladimir Putin, llena de armas, conflicto y triunfos forzados.

Sin embargo, la reputación de Putin no se vio perjudicada. Ese mismo año, en 1999, el presidente Yeltsin dimitió a su cargo. Como resultado, Putin quedó como presidente interino, y el país se preparaba para iniciar un nuevo proceso electoral. Con el apoyo total del partido conservador ruso, Vladimir Putin se convirtió en presidente de Rusia en el año 2000. Éste sería el inicio de un ciclo inacabable.

Desde un primer instante las políticas de Putin endurecieron el sistema militar y legislativo del país europeo. Asimismo, el ruso reformuló por completo el listado de alcaldes y gobernadores de las principales ciudades y estados rusos. Si bien sus intenciones yacían en una completa depuración política, su espíritu dictatorial se hizo notar cuando empezó a codearse con políticos como Fidel Castro y Hugo Chávez.

Reelecto en el año 2004 para un segundo mandato, Putin siguió con sus controversiales relaciones exteriores, sobre todo con Estados Unidos y el acceso a armamento nuclear. Su sed de poder lo llevó a ser presidente una vez más en el año 2018. A pesar de su misteriosa vida, sigilosas tácticas políticas y constante arrebato contra los derechos humanos, Vladimir Putin mantiene un margen de aceptación alto en Rusia desde su primer mandato presidencial.

¿Qué opina Vladimir Putin del Holocausto? Lo veremos a continuación:

Otras biografías recomendadas:

La biografía de Putin ya ha llegado a su fin. Pero ¿qué te parece si leemos la historia de otros ➽➽➽ importantes políticos del mundo moderno?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *