Saltar al contenido

Biografía del Greco

Reconocido como una de las figuras más importantes de la época del Renacimiento, el Greco (1541-1614) tuvo una marcada incidencia en los movimientos culturales españoles, a pesar de haber nacido en Grecia. Aunque la intención de este artista era dedicarse a pintar para la clase cortesana, terminó trabajando para los aristócratas y también para las iglesias europeas. Si te interesa saber más sobre la vida y obra de este pintor occidental, no dudes en leer esta biografía del Greco.

Biografía del Greco resumen

Primeros pasos en el arte

El 1 de octubre del año 1541 en Candía (actualmente conocida como Heraklion), ubicada en la isla de Creta, una de las más grandes de Grecia, fue cuando nació Doménikos Theotokópoulos. En aquella época esta población pertenecía a la República de Venecia, y fue ahí donde se crió junto a su padre de nombre Geórgios Theotokópoulos y a su hermano mayor llamado Manoússos Theotokópoulos.

Tanto el padre como su primer hijo se dedicaban a recaudar impuestos y al comercio en la localidad, lo que les había dado una cómoda posición económica. A diferencia de estos hombres, Doménikos no quiso dedicarse al área económica, por lo que eligió especializarse en pinturas en su isla.

Durante sus primeros pasos en el arte, el Greco se dedicó a pintar íconos, y finalmente, a los 22 años, contaba con un documento que lo adjudicaba como maestro Domenigo, es decir, pintor profesional.

Después de terminar su preparación, el Greco continuó pintando para la sociedad de Candía, y una subasta fue la responsable de que su nombre fuese reconocido en su lugar natal. Se trata de una obra realizada sobre una base de oro y cuya creación era la Pasión de Cristo, la cual fue vendida a un postor que pagó 70 ducados de oro.

¿SABÍAS QUE...?
A pesar de que el Greco era un artista naciente, esta cantidad podía igualarse al costo de una pintura realizada por Tintoretto o Tiziano, cuyo reconocimiento era mayor.

El Greco en Italia

Después de haber adquirido la mencionada instrucción académica en el arte, el Greco supuso que era mejor idea continuar con su formación en Venecia, Italia. Debido a que había nacido en una isla propiedad de la República de Venecia, el traslado del joven se hizo mucho más sencillo, así como también su residencia en la ciudad italiana.

La versatilidad del Greco era una de sus principales herramientas, por lo que dejó atrás la influencia que había adquirido en Creta para darle paso a técnicas venecianas.

Una vez instalado en Venecia, el joven pintor cambió sus trazos bizantinos y adoptó la cultura pintoresca de Italia, cuya naturalidad fue uno de los elementos que el Greco eligió rápidamente.

Poco tiempo después de su estadía en Venecia, el Greco emprendió rumbo a Roma, la capital italiana. Para que su llegada fuese lo más cómoda posible, Giulio Clovio, un importante pintor renacentista, le pidió a un miembro de la iglesia católica llamado Alejandro Farnesio que acogiera a el Greco. La razón por la que pedía este favor venía apadrinada por un aspecto muy importante: el joven nacido en Creta era fiel admirador de Tiziano.

Al llegar a Roma, el Greco contaba con cierta popularidad que lo ubicaba como un gran pintor. Sin embargo, el tiempo en Italia lo aprovechó para seguir instruyéndose y para adoptar estilos pictóricos de este lugar, entre los que destacan las obras de Miguel Ángel y Rafael de Urbino.

NOTA
No podemos dejar a un lado el hecho de que la genialidad de Tiziano, Veronés y Tintoretto estaban en su mayor auge y que, por otro lado, el Greco era extranjero, por lo que sus obras no gozaron de mayor relevancia en Italia.

Etapa artística en España

7 fue el total de años que duró el Greco en Roma, estadía que interrumpió para trasladarse a España, específicamente a la localidad de Toledo. Corría el año 1570 y el joven pintor llegó hasta allí por una invitación de un amigo de la iglesia llamado Diego de Castilla, quien ya había conocido algunas de sus obras con carácter religioso. La idea era que creara una pintura para un templo llamado Santo Domingo el Antiguo, la cual realizó sin mayores contratiempos.

Poco tiempo después el rey Felipe II contactó con el Greco para que pintara una obra para el monasterio, siendo El martirio de San Mauricio la elegida por el pintor. No obstante, al patriarca no le gustó, y prescindió de los servicios del Greco para siempre.

Aunque este episodio significó un golpe para el griego, la verdad es que lo pudo superar rápidamente por todo el trabajo que le solicitaban las iglesias de Toledo y algún que otro personaje de la aristocracia española. En aquella época el Greco se enfocó en crear pinturas de trazos nítidos con colores brillantes, muchas veces fríos, que le daban un toque religioso a cada una de sus obras.

¿SABÍAS QUE...?
El Greco fue reconocido con este seudónimo sólo después de su muerte. En Italia era llamado El maestro cretense y en España Dominico Greco

Si tenemos que mencionar algunas de sus pinturas, no podemos dejar a un lado El entierro del conde de Orgaz, la cual realizó en 1587, además de Fray Hortensio Félix ParavicinoEl caballero de la mano en el pecho, Adoración de los pastores, El Expolio y El bautismo de Cristo. Su estilo era muy reconocible en toda España; por esta razón, el griego pintó otra obra llamada Laocoonte, cuya temática sí que era inusual en aquella época.

Después de consolidar su estilo y su legado como pintor, el Greco falleció el 7 de abril del año 1614, y su cuerpo reposa desde entonces en el monasterio Santo Domingo el Antiguo, el mismo para el que pintó en su llegada a Toledo. Después de su muerte, muchas de sus obras (las inconclusas y las terminadas) fueron contabilizadas por su hijo Jorge Manuel.

Vamos a hacer un repaso a las cinco mejores obras del Greco. ¡Con explicación incluida!:

Otras biografías recomendadas:

Gracias por hacer este repaso con nosotros a la biografía del Greco, uno de los mejores pintores de la historia. Sigue divirtiéndote en nuestra web conociendo la biografía de otros ➽➽➽ Artistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *