Biografía de Liam Neeson

Actuaciones memorables y de lujo es lo que pensamos cuando nos mencionan el nombre de Liam Neeson (7 de junio de 1952). Compartir escenas con Mel Gibson y Anthony Hopkins lo han convertido en una de las figuras más reconocidas no sólo en Estados Unidos, sino en el mundo entero. Además, su 1,93 m de altura no permiten que pase desapercibido en las cámaras, aunque su buena voluntad también es una característica resaltable. ¡Entérate de más en esta biografía de Liam Neeson!

Biografía de Liam Neeson resumen

Una crianza tranquila

El condado de Antrim, ubicado en Irlanda del Norte, fue el lugar escogido por el matrimonio de Katherine Neeson Brown y Bernard Neeson para formar su hogar. El esposo trabajaba en la conserjería de un colegio para hombres llamado Ballymena Boys All Saints, ubicado en la mencionada localidad.

Katherine, por su parte, era cocinera en un colegio de mujeres. El 7 de junio del 1952 nació William John Neeson en Ballymena, cuya llegada al mundo le trajo alegría al hogar conformado por sus padres y por 3 hermanas: Bernadette, Rosaline y Elizabeht. La crianza del pequeño fue cuidada minuciosamente, y debido a que el matrimonio tenía una profunda fe por la religión católica, el niño también creció con esa creencia a pesar de que todo su entorno era predominantemente protestante.

DATO CURIOSO
William John fue nombrado de esa manera en honor a un sacerdote que compartía con su familia a menudo.

Sin embargo, el pequeño William no tenía ningún tipo de atracción con el ámbito artístico, pues, al contrario, quería dedicarse a alguna disciplina deportiva. Fue así como a los 9 años de edad ingresó en el All Saints Youth Club a practicar boxeo, cuyos entrenamientos lo ayudaron a convertirse en campeón de boxeo amateur.

Poco tiempo después, a los 11 años, Liam dio su primera actuación en público. No obstante, no fue por intención propia, sino porque su profesor de inglés pensó que le quedaría bien el papel protagónico. El pequeño aceptó, pues quería compartir más tiempo con la niña que protagonizaría la obra teatral y por la que, además, sentía atracción.

Liam Neeson antes de ser actor

Aun así, no podemos dejar de mencionar que Liam Neeson comenzó a sentir un gusto por la actuación, lo que lo llevó a participar en cuanta obra teatral se presentara en su colegio. Esto también fue, de cierto modo, gracias a un ministro de la iglesia católica llamado Ian Paisley, con quien tenía largas pláticas al respecto.

Sin embargo, este pequeño deseo fue dejado a un lado al momento de elegir su carrera universitaria, por lo que prefirió irse a la Universidad Queen’s de Belfast en el año 1971. En este recinto tenía la intención de tomar las ramas de las ciencias informáticas y de la física. Pero estos estudios no resultaron agradables para Neeson, quien volvió a su ciudad natal de Ballymena a buscar su verdadera pasión.

Aun así, el camino no fue tan sencillo y Liam debió pasar por una gran diversidad de empleos antes de conseguir el camino que lo llevaría a la actuación. Fue así como estuvo laborando como camionero y participó en el control de carretillas que elevaban la mercancía en la fábrica de las cervezas Guinness, una de las más famosas de Irlanda. Poco tiempo después volvió a probar suerte en el campo universitario, pero esta vez en Inglaterra.

La intención de su inscripción en una prestigiosa universidad de Newcastle upon Tyne, una de las metrópolis más grandes de Gran Bretaña, era convertirse en un maestro reconocido. Transmitir sus enseñanzas a niños y jóvenes, sin embargo, no terminó de llamar su atención, por lo que decidió abandonar, nuevamente, sus estudios.

La actuación: su verdadera pasión

Después de un par de intentos fallidos en las universidades y en disciplinas deportivas (boxeo y fútbol), Liam Neeson recordó las actuaciones que había hecho en el colegio y tomó la decisión de volver a probar suerte en este ámbito. De esta manera pasó a formar parte de la lista de talentos con las que contaba el Belfast Lyric Players Theatre, y poco tiempo después ingresó en el Abbey Theatre de Dublín, en su natal Irlanda.

John Boorman, un reconocido director británico, fue el primero en notar que el talento de Liam Neeson no podía limitarse a las tablas, por lo que le propuso participar en el film que estrenaría en el 1981: ExcaliburEsta primera aparición en la pantalla grande sólo fue el comienzo de la que sería su verdadera pasión, es decir, la actuación.

Motín a bordo en el año 1984, La misión en el 1986, Sala de espera al infierno (La lista negra ) en 1988 y El hotel de los fantasmas ese mismo año completaron las producciones cinematográficas en las que participó Liam durante la década de los 80. Sin embargo, con la llegada de los 90, Liam Neeson le dio la bienvenida a su verdadero éxito como actor.

En el año 1990 se estrenó El hombre sin rostro (El rostro de la venganza)cuya interpretación le concedió el honor de comenzar a ser nombrado en Hollywood. 3 años después protagonizó un largometraje con un argumento basado en la historia estadounidense; se trata de La lista de Schindler. Debido a que esta interpretación fue impecable, otros proyectos de la misma temática fueron propuestos al irlandés, quien aceptó sin dudar.

DATO CURIOSO
Estos proyectos eran nada menos que las películas Rob Roy en 1995 y Michael Collins en 1996.

Otros de los largometrajes en los que participó Liam Neeson fueron Búsqueda implacable (Venganza) en el año 2008. El público y la crítica recibieron con agrado esta cinta, por lo que se hizo obligatorio crear una secuela. Ésta estuvo compuesta por Búsqueda implacable 2 (Venganza: conexión Estambul ) en el año 2012, mientras que 2 años después se estrenó Búsqueda implacable 3 (Venganza 3). 

Además, no podemos dejar a un lado Furia de Titanes en el año 2010, que fue seguida 2 años después por Furia de Titanes 2 (Ira de Titanes)El pasajero en el 2018 también fue un éxito, y Liam demostró una vez más que sus interpretaciones en el género de acción son sensacionales. Hombres de negro: Internacional (Men in Black: International es otro largometraje de este tipo, aunque con un agregado de comedia y mucha ficción. En esta película compartió créditos con el reconocido actor Chris Hemsworth.

Vida personal y premios

Debido a su contacto con grandes estrellas de la actuación a lo largo de su vida, Liam Neeson mantuvo diversas relaciones amorosas con algunas de ellas. Dentro de las figuras del espectáculo con las que el irlandés estuvo relacionado, podemos mencionar a Sinead O’Connor, Julia Roberts, Barbra Streisand, Janice Dickinson, Helen Mirren y Brooke Shields.

Sin embargo, el verdadero amor llegó de la mano de Natasha Richardson, con la que el actor se casó en el año 1994. Producto de esta unión tuvieron 2 hijos, Micheál Neeson y Daniel Neeson. Todo marchaba bien hasta que un lamentable suceso terminó con la relación de los actores: Natasha falleció debido a un trauma craneoencefálico producido por un accidente en una pista de esquí en el 2009.

Por otro lado —y como seguro imaginarás— la trayectoria artística de Liam Neeson ha sido reconocida en múltiples oportunidades. Podemos destacar, entonces, la Copa Volpi al mejor actor, el Golden Camera Award, el premio de la Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles y el galardón del Cine Independiente Británico con los que cuenta en su haber. Sin duda, su carrera actoral ha dejado un legado imborrable en Hollywood y el mundo entero.

Si quedaste con ganas de ver una película protagonizada por Liam Neeson y no sabes por dónde empezar, pues ¡aquí tienes algunas recomendaciones!:

Otras biografías recomendadas:

¡Aprender sobre el mundo cinematográfico se hace mucho entretenido con la biografía de Liam Neeson! Si estás de acuerdo, no olvides darnos un like y compartir este artículo con tus seres queridos. 🤗

¡Hey! No te apartes de la pantalla, porque todavía puedes encontrar más biografías interesantes en nuestra sección ➽➽➽ Cineastas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.